Grupos de migraña. Copia eferente

A todos nos han contado que hay un cerebro sensitivo y un cerebro motor. El cerebro sensitivo recibe señales de los receptores sensoriales, es decir, de los “cinco sentidos”. El cerebro motor da órdenes a los músculos.

También nos han contado que las órdenes siguen a las señales de los sentidos: estímulo primero y luego respuesta. Entre ambos un instante fugaz para analizar los estímulos y decidir qué hacer.

El cerebro motor no para de dar órdenes. Esas órdenes generan unos efectos que serán recogidos por los sentidos. Si levanto mi brazo a requerimiento del cerebro motor los sentidos de la piel, tendones, músculos, articulaciones… generarán señales que llegarán al cerebro sensitivo y permitirán saber qué está pasando al mover el brazo.

Las neuronas son células de memoria. De tanto moverse el brazo el cerebro sensitivo sabe muy bien qué señales sensitivas van a llegar poco después. Las puede anticipar.

No hace falta esperar a que se produzca el movimiento del brazo para saber lo que vamos a sentir. Lo único que necesita saber el cerebro sensitivo para adivinar lo que le va a llegar es la orden motora.

– El cerebro motor ha ordenado al brazo que se mueva. Dentro de unos milisegundos me llegarán las señales sensoriales de los receptores de músculos, piel, tendones, articulaciones… Me los sé de memoria. Sé lo que sucede cada vez que el cerebro motor ordena algo al brazo.

Sólo hay un modo de saber qué piensa hacer el cerebro motor: pasar una copia de su orden al cerebro sensitivo:

– Le he dicho al brazo que se mueva a coger ese libro… (cerebro motor)

– Vale (cerebro sensitivo)

El informe, la copia de las intenciones motoras se conoce como “copia eferente”. 

Eferente quiere decir: que sale. Una orden, una resolución, un output.

Copia eferente: una copia de la orden.

Conocer las órdenes motoras permite saber qué va a pasar al ejecutarlas. Eso hace que lo que suceda resulte aburrido, irrelevante, como una película aburrida de la que conocemos anticipadamente lo que va a suceder en cada momento porque la hemos visto millones de veces…

La copia permite filtrar por irrelevantes las consecuencias sensoriales de las acciones decididas por el cerebro, las acciones previstas en el guión del movimiento.

Me levanto, camino, muevo la cabeza, salto, corro… No siento el cuerpo en esas acciones. Las señales sensoriales están filtradas. Son irrelevantes…

Pero…

Si el cerebro activa el estado de alerta, por previsión de amenaza… nada es irrelevante. Todo puede contener información sobre peligro. La copia ya no activa el filtrado sino lo contrario, la sensibilización, la amplificación.

En una crisis de migraña, las señales generadas por un simple movimiento de cabeza agudizan el dolor. No opera el filtrado de la copia:

– ¡Va a mover la cabeza! ¡Insensato! ¡Atento, cerebro sensitivo!

Nos han contado que existe un cerebro sensitivo y otro motor pero no nos han contado que el cerebro sensitivo conoce las intenciones del cerebro motor porque la evolución no distingue entre aferencia y eferencia o sensitivo y motor. Percepción y acción están entrelazadas.

Lo fundamental en neuronas, en Biología, es la relevancia. Si las acciones están evaluadas como irrelevantes apenas percibimos el cuerpo. Si están evaluadas como amenazantes todo se vuelve doloroso, cansino, esforzado…

Copia eferente. Consulte a su médico… si quiere ponerle en un brete.

– Doctor… ¿qué es la copia eferente?

Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Neurociencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Grupos de migraña. Copia eferente

  1. Nikola dijo:

    Hola Arturo : visto así el cerebro mantiene de modo cotidiano,sin solución de continuidad,una comparativa diferencial entre “lo que manda” ,”lo que espera recibir” y “lo que recibe” …¿es así?
    Si así fuese ¿como evalúa los resultados diferenciales ? ¿como los pondera? quiero yo pensar que a tiempo real es capaz de automodular la orden mandato con la señal recepción previamente comparada con la copia eferente para un valor dado,a mayor diferencial eferente/recepción mayor modulación y cambio en la orden para obtener un retorno más parejo al la eferente…¿correcto ?

    Si así fuese entonces la copia eferente es el futuro de la acción y de manera paradójica se produce desde el recuerdo reiterado de la misma.En este contexto el peso de los condicionantes socioculturales + visión interior del individuo (su autobiografía) puede que lo sean todo y a la vez nos puede permitir un sencillo motor de cambio…¿como entenderíamos las “nuevas experiencias” ,la necesidad de “exploración”?
    Saludos

  2. Nikola: veo que lo has entendido perfectamente. Lo percibido es la consecuencia de un proceso predictivo que atribuye a los datos sensoriales derivados de la acción un origen, relevancia o significado. Si esos datos no contienen relevancia potencial van siendo desconsiderados, desatendidos o habituados. Cualquier novedad o incoherencia entre lo anticipado y lo recibido sensorialmente obliga a una reconsideración o ajuste de los sistemas de predicción.

    Hay una matriz de creencias o hipótesis, alimentada por la cultura que es la que controla el proceso. Si modificamos los pesos de validez de esa matriz las hipótesis perceptivas cambiarán y los datos sensoriales serán englobados en el saco de la irrelevancia.

    Saludos

  3. FisioStacruz dijo:

    Relacionado con esto creo que puede ser interesante el siguiente video, que se puede ver subtitulado en español (hay pestañita para elegir el idioma).

  4. fisioStaCruz: sí, realmente es un vídeo muy pedagógico. Tanto la copia eferente como la inferencia bayesiana son conceptos básicos para entender tanto la percepción como la acción pero apenas existen trabajos que los apliquen al dolor. No podemos hacer mas que construir modelos teóricos hipotéticos, apoyados en las evidencias disponibles en otros terrenos y formular estas hipótesis.

    Saludos

  5. Joaquinwct dijo:

    Arturo como bien dices, cambiando esas hipótesis y creencias alimentadas por la cultura podemos conseguir la irrelevancia (la activación de copia eferente).
    La amplificación somática muchas veces asusta y el Yo consciente sigue prediciendo amenaza…. veo dos soluciones: o suspender los juicios y de esta manera no echar más leña al fuego…..dejamos que se apague el fuego por falta de oxígeno y vuelva la copia eferente. El típico ejemplo es distraerse y dejar de pensar en lo que nos preocupa o, peleamos con uno mismo por tratar de cambiarla, Auto-convenciéndonos de que no pasa nada y de que todo se debe a un error de juicio.
    Ahora bien,
    ¿Que ocurre cuando solamente vemos la somatización amplificada y no somos capaces de ver los pensamientos que se esconden detrás? ..ejemplo; de repente siento ahogo, falta de aire, pero no he tomado consciencia de ninguna falsa creencia…. ¿Que valor debo darle a esa sensación? si me asusto y le doy credibilidad, se desactiva la copia eferente y soy víctima de mi amplificación somática, de la desagradable sensación ¿Pero cómo sé si estoy sufriendo algo serio o soy víctima de algún mal pronostico? ¿En que me apoyo para saber si es o no creíble?. ¿Debo detectar evaluaciones incorrectas, cansancio, miedos, angustias, memorias, pensamientos de incertidumbre, el famoso Y si……esto o aquello!!!! de lo contrario: ¿será verdad?.

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s