Con los fisios

Me voy para Sevilla. Participo como moderador de una mesa en el I Congreso Internacional de Fisioterapia e Investigación, organizado por la Cátedra de Fisioterapia de la Universidad.

Inicié mi actividad en el blog en Marzo de 2009. Ello me ha permitido contactar con psiquiatras, psicólogos, filósofos, divulgadores de Ciencia y algún médico, incluso algún neurólogo, aunque de modo efímero, pero, sobre todo, me ha facilitado el encuentro con los fisioterapeutas, especialmente con un sector o corriente interesado en el mundo de la Neurobiología del dolor. Ese encuentro ha propiciado invitaciones a la participación en Congresos. Llevo unos cuantos y tengo por delante un par de ellos en la agenda.

La Fisioterapia es una disciplina joven, adolescente. Como tal tiene conflictos de identidad, de encontrar su rol, su dignidad, su madurez para tomar decisiones propias, libres. Anda metida en la búsqueda de su sentido pleno, aquél que permita desplegar todas sus capacidades.

La Fisioterapia, como toda disciplina en adolescencia, tiene pasión, entrega, deseo, rebeldía, ambición, a veces cierta soberbia e inevitablemente, lastres del pasado. El equilibrio entre orígenes reales y destinos imaginados, el camino hacia la tierra autoprometida y soñada no es fácil. Hay inercias, intereses, miedos que inducen al titubeo y a la autojustificación de conductas íntimamente reprobadas, contrarias a los ideales.

En este complicado universo de las Ciencias y de las Artes de la Salud sólo el método científico, la investigación rigurosa y una complicada honestidad puede salvaguardar la consecución de lo que se proclama solemnemente al inicio del camino.

En este Congreso se hablará de todo ello: Educación, Investigación, Modelo Biopsicosocial versus Biomédico, Neurobiología, Evidencias, Diagnóstico, Aplicaciones prácticas, Nuevas tendencias.

Cuando sea mayor… pienso ser… haré… voy a…

En la adolescencia todavía no se ha cortado el cordón umbilical que limita el vuelo juvenil libre, autoresponsable pero garantiza el sustento en la casa paterna siempre que se cumplan las normas de ser como se dice debe serlo. Sustento por obediencia.

Me tocó ser neurólogo en una época en que la Neurología estaba también en su adolescencia, dependiente de la paternidad administrativa, a veces asfixiante, de la Neurocirugía o la Electroencefalografía. La Neurología ya se ha hecho mayor pero me temo que, en el terreno del dolor, ha derivado a una afiliación más o menos consciente del nuevo padre de Farmaindustria. Ha sucumbido a los cantos de sirena. Cobra y obedece.

No soy fisio y no conozco los entresijos de la realidad del quehacer cotidiano. Les leo y comparto espacios de reflexión pero no toco pacientes ni conozco el arte de la gestión real, posibilista, de los recursos.

Me limito a desear a los fisios fortaleza y acierto en la reclamación de su libertad como gestores cualificados de la disfunción y el malestar desde la perspectiva que ellos vayan indicando y con el respeto que todos les debemos.

Silencio… hablan los fisios…

Espero sentirme otra vez adolescente…

Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Con los fisios

  1. carmen dijo:

    Espero que lo disfrute muchisimo…aqui estaremos ansiosos de saber que tal le ha ido la experiencia.Un Saludo¡¡¡

  2. Elefante dijo:

    Arturo, espero podamos disfrutar de la experiencia. Aun suenan los primeros acordes pero no llevamos mal ritmo. Ya tenía ganas de conocerte en persona, aunque por lo visto ya habíamos coincido sin saberlo. Espero que nos brindes alguno de tus chistes que me han contado que no tienen desperdicio. Nos vemos mañana.

  3. Máriam dijo:

    Hola Arturo, he leído que te vas al congreso mañana a Sevilla y me ha dado un vuelco el corazón. He buscado acerca de el congreso, dura hasta el domingo. Yo mañana también me voy a un Congreso en Sevilla, este es sobre Valoración Funcional Biomecánica. Me encantaría poder verte en persona y saludarte, pero supongo que será complicado encontrarte. En el terreno de la biomecánica veo a menudo pacientes con dolor de origen cerebral sin sustrato orgánico. Si alguna vez estoy en la organización de algo, intentaré invitarte. Si hay algún movimiento sobre lo que tú propagas por Valencia, me gustaría ponerme en contacto con esos fisios. Yo soy rehabilitadora.
    Un saludo. Buen viaje.

  4. domi dijo:

    Hola Márian:me gustaria me explicases que significa dolor de origen cerebral sin sustrato orgánico,Soy familiar de un paciente que a causa de un Ictus cerebral ,le ha quedado como secuela ese dolor supongo que sin sustrato organico y mira que lo pasan mal ya que al no haber daño aparente no les pasa con ningun fármaco convencional,ni siquiera con Neurontin. gracias y un saludo!!!!!!!
    Domi

  5. Carlos -_- OSTEON dijo:

    Hola, Arturo,
    Este congreso me lo he tenido que “saltar”, pero en febrero nos veremos por Alcalá de Henares.
    Espero que, además de moderar, te permitan aportar un poquito para dar otro empujón a estas ideas que poco a poco van “cuajando”.
    Un saludo!

  6. Noe dijo:

    Espero que en ese apoyo a la reclamación de la libertad de los fisioterapeutas no se lo tome tan a la tremenda como algunos que solo ven la libertad del fisioterapeuta en la desaparición de los médicos rehabilitadores. Tenga encuenta que los médicos rehabilitadores también somos jovenes con ilusiones, que acabamos de terminar nuestra formación. Tenemos ganas de trabajar, estudiamos los últimos avances. Los jóvenes médicos rehabilitadores tenemos pasión,y rebeldía; no somos un lastre del pasado, somos el presente. Sin embargo tenemos que oír a reprensentates del colectivo de fisioterapeutas que “el futuro de los médicos rehabilitadores es desaparecer para que la fisioterapia se desarrolle en plena libertad”.
    Bien, como joven rebelde e inconformista estoy dispuesta a trabajar de otras maneras, a respetar a los profesionales que trabajan conmigo de una forma que, dicen, nunca se hizo. Lo que no puedo hacer es ser vieja y anticuada antes de los 30, obsoleta antes de haber empezado a trabajar.
    Apoye a los fisioterapeutas, apoyeles en su desarrollo científico y profesional, en la mejora diaria de su profesión, yo también lo hago. Pero no por ser padre de fisioterapeutas debe olvidarse de que en el afán de crecimiento los hay que quieren acabar con una especialidad médica donde también estamos jóvenes rebeldes, inconformistas, con ganas de mejorar y progresar.
    No piense que en el campo del dolor nos hemos vendido a farmaindustria. Revise los contenidos de los cursos más actuales para médicos rehabilitadores, los másters en dolor, la especialización en dolor de muchos médicos rehabilitadores en lo EEUU. Verá y se sorprenderá de lo cerca que estamos de sus ideas.

  7. Carlos -_- OSTEON dijo:

    Elefante: por cierto, ¿nos veremos por Alcalá de Henares? tengo ganas de comentarte algunas cosillas (todas buenas, por supuesto). Por lo que voy viendo, creo que la cita de febrero nos va a reunir a muchos fisios de la bloguesfera, y la verdad, hace ilusión la cosa!

  8. Carlos dijo:

    Ya tardaba en salir: los fisios somos malos. Los fisios somos el coco. Los fisios somos más malvados que Ebenezer Scrooge al mando del FMI.

    Me alegra un montón el enfoque que se supone que le vais a dar los nuevos médicos rehabilitadores. Pero el movimiento se demuestra andando. Y como tus compañeros “mayores” no han hecho mucho bien que digamos (a nivel de relaciones públicas, desde luego; yo no tenía ninguna opinión cuando empecé, y me la fui haciendo a base de escuchar a los pacientes), ahora os toca a vosotros demostrar lo que dices.

    Ojalá nos equivoquemos todos y tú tengas razón. No sabes el alegrón que me darías. Lo que pasa es que (hablando mal y pronto) la realidad (actual) es muy difícil de batir.

  9. Manel Domingo dijo:

    He tenido la suerte de conocer a Arturo en el Congreso, y he podido charlar y hasta “interrogarle” 😉 sobre aspectos y temas
    públicados en su blog. Como deriva de mi actividad profesional e institucional tengo la oportunidad de conversar con multitud de personas , muchas de ellas de supuesto “alto nivel” intelectual, pocas se acercan a la capacidad de comunicar y de hacer simple y comprensible lo difícil que tiene Arturo.
    Arturo, muchas gracias por compartir tu tiempo y tus conocimientos con nosotros, los Fisioterapeutas.

    Manel.

  10. Noe dijo:

    No, los fisioterapeutas no sois malos. Lo que sucede es que en ese afán de libertad resulta que se considera que los médicos rehabilitadores os esclavizamos y os mantenemos sin posibilidades de desarrollo. Y fijaté que el problema es una defensa frente a pretensiones de ampliar competencias compartiendo las de los médicos rehabilitadores o convirtiéndolas en competencias de la fisioterapia: por ejemplo prescribir prótesis y ortesis, prescribir fármacos, pedir pruebas de imagen en las patologías que vemos. De hecho aveces en esa búsqueda de libertad el fisioterapeuta se convertiría en médico y de la medicina solo quedaría la cirugía. Incluso han pedido hacer especialidades de fisioterapia neurológica, pediátrica, traumatológica. Bien, las especialidades están muy bien, y el crecimiento profesional. Pero si además de especializarse el fisioterapeuta tiene las mismas competencias que el médico resultará que sobrarán los médicos o que tendremos que convertirnos en fisioterapeutas todos menos los cirujanos. A, no perdona, los cirujanos tal vez también, hay fisioterapeutas que se atreven con tenolisis percutánea con agujas, una técnica quirúrgica 100% y propia de la traumatología. No, no sois malos, pero en el afán de libertad a muchos se les ha ido la pinza atribuyéndose competencias. También hacen falta definir los límites de la fisioterapia respetando a otras profesiones.

  11. mario dijo:

    Hola Arturo, soy Mario. Nos conocimos en el congreso y volvimos a coincidir en el Aeropuerto de Bilbao. Fué un placer conocerte y compartir esas pocas palabras acerca del tema que nos apasiona. Sin duda me a quedado confirmado en persona lo interesante de tus comentarios y aportaciones leidas anteriormente en tu blog. Un saludo y nos vemos en febrero

  12. Noe: cuando escribí esta entrada no estaba pensando específicamente en los médicos rehabilitadores. Más bien lo hacía de un modo general, en la falta de libertad de pensamiento por el sometimiento a los paradigmas recibidos en el período de instrucción y las jerarquías dominantes dentro del propio colectivo. Evidentemente, sobre todo en la sanidad pública, existe una subordinación a la jerarquía de los médicos rehabilitadores y pensaba también en ese contexto pero no veo el problema como una simple cuestión de liberación de los fisios de la opresión de los rehabilitadores. En todo conflicto de libertad uno debe mirar primero en casa y luego fuera de ella.

    Preferiría no pronunciarme sobre estas cuestiones dado que no las conozco bien y no son objeto de atención de este blog. Podéis proseguir con el debate en los comentarios.

    Respecto a Farmaindustria mi crítica se refiere a los neurólogos en el tema del dolor. En alguna ocasión un lector médico rehabilitador me hizo ver como tú que había compañeros que veían el problema del dolor desde una óptica similar a mis propuestas y leí algún artículo recomendado que, efectivamente, así lo corroboraba. Eso me complace y no tengo ningún problema en reconocerlo. Me alegra saber que es así.

    Saludos

  13. Carlos: desconozco los entresijos del problema de los fisios y los rehabilitadores. No acabo de entender la diferencia entre lo que son y debieran ser unos y otros. No entraré en el debate pero no tengo inconveniente en que utilicéis este blog para exponer vuestros puntos de vista.

    Saludos

  14. Manel: el neurointerrogatorio me permitió, con satisfacción, comprobar el interés y conocimiento demostrado en las preguntas por tu parte. Siempre me complace y estimula el encuentro de la fisioterapia y la neurociencia.

    Saludos

  15. Miguel Villafaina Muñoz dijo:

    Gracias MAESTRO, por tanta ciencia y por acompañarnos en este Congreso. Ha sido un honor conocerte. Siento que estas reflexiones o apuntes que haces sobre nuestra profesion en tu blog se desvie hacia un problema interprofesional que deberia tener otro foro, pero ya sabes que nuestro dircurso es otro.

    De todas formas, el Congreso acaba de empezar…
    Un abrazo

  16. Miguel: gracias por vuestra cordial acogida y por el aliento. Es cierto que no me siento cómodo comentando cuestiones interprofesionales pero me siento obligado a dar cabida a estas cuestiones en el blog tratando de ofrecer una mirada desde una óptica alejada de lo que se haya ido cociendo en ese proceso de lucha por la identidad.

    Creo que los Congresos no deben acabar. Gracias por todo. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s