Fibromialgia. Mimar el músculo.

Hay consenso en señalar que al músculo no le pasa nada anormal en la fibromialgia. Está capacitado para realizar la función que se le exige: contraerse cuando se le ordene. Es un músculo sano. Tampoco sucede nada relevante en huesos y articulaciones. El aparataje “músculoesquelético” es normal. La etiqueta “fibromialgia” no es adecuada. ¿Por qué no “Síndrome de sensibilización central”?

Cosas de la percepción, la joya de la evolución: consigue aparentar realidad para conseguir lo que se propone. Quien padece fibromialgia no puede evitar sentir sus músculos doloridos, contracturados y fatigados, sus huesos y articulaciones sobrecargados.

Parece que al músculo se le pide un esfuerzo para el que no está preparado, por su condición (aparente) insuficiente, hipoenergética.

Vengan masajes, ejercicio aeróbico moderado (a poder ser en piscina a 33º), relajacion, estiramientos suaves.

¿Síndrome de sensibilización central? Puede que sea así: no me concentro, no duermo, no descanso, todo se me olvida…

Ya no sólo es el aparato músculoesquelético. El cerebro está tocado por la vulnerabilidad. Es también sensible, insuficiente. Necesita mimo, delicadeza, comprensión, palabras medidas… Psicoterapias.

Nuevamente la percepción, ese prodigio funcional de la navegación del individuo más o menos consciente, consigue aparentar realidad, insuficiencia cerebral, anímica, cognitiva.

La percepción de enfermedad genera convicción de padecerla y se hace con la conducta propuesta: la de enfermedad. Una percepción no es eficaz si no consigue el propósito de la acción solicitada.

El organismo se siente enfermo en la fibromialgia y se vive como tal, solicitando prestaciones de enfermedad.

Sin embargo, el músculo, los huesos, las articulaciones, el cerebro… todo es normal…

– ¿Entonces?

– Un cerebro (recuerde: no es sinónimo de psicológico ni de YO, es decir, usted) equivocado, que activa sin justificación el programa de enfermedad, puede resultar más insufrible que la enfermedad real. A la realidad le podemos tomar la medida y plantarle cara. A la apariencia le tomaremos la medida de lo que nos proyecte como apariencia quedando la realidad al margen de nuestras acciones.

Un organismo sano exige el reconocimiento de salud. Un organismo aparentemente enfermo exige desvelar, descorrer el velo de la apariencia que muestra u oculta la realidad: la enfermedad o la salud.

– No tiene nada. Es todo normal.

– No puede ser. Mi organismo no puede ser normal. Mis músculos, mis huesos… mi cerebro… No soy YO. Cuando me encuentro bien me como el mundo aunque luego pago pena (pain) por mi desvarío de creerme bien por unas horas.

Comprendo la dificultad de aceptar estos mensajes desde la perspectiva del padeciente. La sensibilización obliga a tirar suavemente de las creencias para ir llevándolas al terreno de la convicción de salud, a la liberación. Debe hacerse con mimo, delicadeza, midiendo cuidadosamente las palabras…

Mimar, minimizar el músculoesquelético, el cerebro… Ejercicios físicos y mentales comedidos… explicaciones progresivas bien dosificadas…

El remolino fibromiálgico es complicado. Sacar de allí al padeciente no es fácil. No siempre se acepta coger la cuerda que se lanza. La circularidad no lleva a ninguna parte.

Muchos esfuerzos y poco trabajo, poca acción realmente útil.

¿Realmente es el trato delicado con el músculo y el cerebro lo aconsejable?

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Fibromialgia. Mimar el músculo.

  1. En mi experiencia yo he llegado a la misma conclusión y me alegro de que un colega neurólogo me lo confirme. Atendí circunstancialmente a una paciente con un diagnóstico sin aclarar, pero con todas las características de este síndrome, hace más de 15 años. Desde entonces he tratado a bastantes mujeres con la misma sintomatología. El éxito ha sido tratarlas como se trata a un deportista de alto nivel, se le machaca con durísimos entrenamientos y se le suministra al músculo ayudas ergogénicas (creatina) para ayudarle a recuperar para el siguiente machaque (teniendo en cuenta que el durísimo entrenamiento en estas pacientes es un ejercicio moderado, pero muscularmente comprometedor). Se trata de activar la quinasa del AMP, un señalizador importantísimo asociado al intenso esfuerzo físico que ha primado nuestra evolución.

    Dolor y lágrimas, entrenamiento, suplementos y comprensión por parte del médico. Apoyo por parte del entrenador personal y…..¡milagro! Una vida normal.

    Una vez presentados los resultados en revistas médicas, congresos y asociaciones de enfermos, la aceptación del método es decepcionante. Los médicos quieren recetar algo, los pacientes quieren que les lleven en ambulancia a los centros de rehabilitación y les den la incapacidad etc etc Nuestra sociedad todavía no ha entendido que estamos hechos para resistir esfuerzos físicos muy intensos (más de 40 km al día), ayunos prolongados, agresión…. Ahora subimos cuatro escalones en ascensor, comemos a todas horas y no resistimos una mínima incomodidad. Nos adaptaremos a ello dentro de no se cuantas generaciones, pero las actuales van a tener fibromialgia, síndrome metabólico, obesidad, cardiopatís isquémica etc etc

  2. Jose Antonio: nuestra especie es, evolutivamente, maratoniana. El organismo está seleccionado para hacer muchos kilómetros al día para buscar alimento, resguardo ¿y pareja?. Para eso tenemos nalgas, al igual que los herbívoros migratorios y no los de pastizal fijo. Sin esfuerzo el organismo no funciona bien. El problema surge de la evaluación que el cerebro hace de ese organismo. Si se activa la alarma de la vulnerabilidad o el fracaso en el intento se proyecta el dolorimiento, desánimo, adinamia, anhedonia, pensamiento rumiante catastrofista, sueño ligero vigilante… es decir, lo que entendemos por múltiples etiquetas diagnósticas (entre ellas fibromialgia).

    Estoy convencido de que el padeciente debe tirar de sí mismo hacia la superación de las dificultades, endurecerse… pero primero es necesario modificar el programa cerebral, la convicción de enfermedad.

    Saludos

  3. ani dijo:

    Dr Arturo,
    El otro día conversaba con una conocida que no sabía yo, tenía más de 20 años con fibromialgia, estuve media hora explicándole como me he recuperado y sigo haciéndolo, las lecturas del blog, neuropedagogía, y también en base a probarme lo fuerte que soy, lo fuerte que es el ser humano.
    Al rato me dice ella que, felizmente todos en su casa la ayudan, sus hijos, su marido, que se haría sin ellos!, decía. Su condición de vulnerabilidad era el centro de todo.
    El daño que hace eso.
    A cuánta gente le he explicado sobre cómo ayuda leer sobre esto, qué duele y que no duele, a veces pienso que debo explicar mal, que no me dejo entender, pero les digo que lean el blog, pero parece que no tienen la voluntad de hacer el trabajo, más fácil es ” pobrecearse”, compadecerse de sí mismas. Ya no me interesa divulgarlo, me cansé (aunque siempre digo lo mismo).

    Lo que si hago es explicar, comenzando por mis hijas y marido, la naturaleza de ciertos dolores, explicarles como funciona el cerebro y la verdad es gratificante, porque me entienden y se quedan sorprendidos al constatar, en sí mismos, lo que les digo.
    La verdad, si el fibromiálgico no toma las riendas de su mejoría, en base a esta doctrina, será un enfermo crónico. Qué triste vida!
    Y como dicen ellos: ya es una epidemia!! Miles de sufrientes.
    Caray, que pena.

    Disculpe si escribo tanto, y tan seguido, es que soy otra “indignada” sobre lo que sucede a este respecto, más, cuando veo noticias médicas que van en sentido contrario, reforzando la fragilidad de la sufriente de fibromialgia.

    Un abrazo.

  4. Ani: como siempre: muchas gracias por tu testimonio. Comprendo perfectamente la rabia, hastío e impotencia. Ha habido veces que me prometo tirar la toalla con la fibromialgia pero surge una invitación a dar una charla, acepto y me vuelvo a decepcionar. Aun es pronto para juzgar el encuentro de Avila pero tengo malas sensaciones con alguna excepción.

    No tienes por qué disculparte. Escribes perfectamente, con la fuerza de quien ha pasado por el calvario. Tus comentarios me ayudan y, con toda seguridad, pueden ayudar a quien sepa o quiera entender.

    Un abrazo

  5. Luis dijo:

    Hola doctor, sufro desde hace años una especie de mareo cronico, y no me diagnostican qué me lo causa.
    Queria preguntarle su opinion sobre centros especializados y pruebas especificas como las que a continuacion le muestro y que he encontrado navegando por internet
    http://vertigoymareo.com/servicios/

    Existen este tipo de centros en españa? son pruebas cientificas y fiables?

    Muchas Gracias

    Luis

  6. Luis: no puedo ni debo juzgar casos concretos ni pronunciarme sobre la adecuación de etiquetas diagnósticas y tratamientos. Mi opinión sobre el mareo crónico ya está expuesta en varias entradas. La responsabilidad del cerebro es sustancial, no por enfermedad sino por gestión alarmista del equilibrio. He ojeado el link que adjuntas. Corresponde a una concepción otorrinolaringológica con profusión de pruebas cuya justificación pudiera ser discutible (hay que individualizar). En todo caso echo en falta la consideración de factores cerebrales a la vez que no comparto la relevancia que atribuye a problemas cervicales y de circulación cerebral.

    Saludos

  7. Hola, yo trabajo desde hace año y medio en un programa para personas con fibromialgia en el municipio de granadilla en tenerife. Es un servicio gratuito para todas las usuarias donde se da un servicio de fisioterapia en camilla durante el invierno y en verano actividad fisica en la playa. En este tiempo yo he visto que cuando mejoran es cuando hacen verdadera actividad fisica y con una alta exigencia y que tecnicas de fisioterapia no resultan mas alla de la patologias asociadas que tienen. He asistido a la charla de rafael gomez cueco sobre cerebro y dolor cronico y he leido esta entrada y el comentario de antonio y coincide totalmente con lo q he venido descubriendo por mi solo. Me gustaria que si me pudieran aportar estudios en revistas, como los de jose antonio, o algo en lo q sustentarme para pedir un cambio de menbtalidad tanto a la usuarias como al ayuntamiento, ya que previamente hubieron 4 años de terapia con otro fisio donde lo principal era la camilla y es algo muy dificil de cambiar ahora. Gracias. Un saludo.

  8. Ayoze: sobre dolor y cerebro, sistema de recompensa, esfuerzo, evaluación… hay poco escrito oficialmente. Todo este mundo del dolor, contemplado desde la óptica cerebral es un mundo emergente del que se habla todavía poco. escribo este blog para facilitar esa información. He escrito “Migraña, una pesadilla cerebral” con el mismo objetivo. La información está en la red, en Internet, en las páginas web que se ocupan de esta cuestión.

    Comparto tu apreciación de que la solución del dolor está en el ejercicio el endurecimiento pero primero tenemos que recuperar la autorización cerebral, la despenalización (sistema de aversión-recompensa)

    Saludos

  9. estre dijo:

    Excelente…yo tengo fibro…y si me siento mucho mejor con ejercicio..y camino arto todos los dias…me obligo a hacerlo…me repito que puedo…y abandone todos los tratamientos q eran carisimos y sin resultados..estoy probando con medicina natural…eso si que la mayoria de los pacientes que conosco han sido personas muy activas inteligentes..con fuerza…..pero si tengo claro que no hay que entregarse a la enfermedad y lo qeu me ha dado muy buen resultado es la apiterapia….cariños estre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s