Sobrecarga

>


Los músculos tienen límites. No están preparados para soportar cualquier tarea y cuando se superan esos límites protestan: generan señales de peligro que llegan a las áreas cerebrales evaluativas  desde las que, según criterios y contextos, se proyecta la percepción de dolor sobre la zona corporal en la que trabaja el músculo.

Una forma de castigo escolar era mantener los brazos en cruz. Dolía. Al bajar los brazos, el dolor desaparecía.

Trabajar en una oficina delante del ordenador no es exactamente lo mismo que mantener los brazos en cruz en el colegio pero puede tener algunas similitudes. Obligamos a unos determinados músculos a mantenerse contraídos. El que se lleva la palma es el trapecio superior.

Los músculos tienen varios tipos de fibras, con metabolismos distintos. Unas están capacitadas para soportar una carga ligera pero prolongada y otras generan fuerza explosiva pero se fatigan fácilmente. Cuando la carga exigida es pequeña y continuada sólo se activan las unidades motoras pequeñas y resistentes. Son las unidades «Cenicienta» pues son las que cargan con la mayoría de las tareas cotidianas de oficina.

Hay muchos ciudadanos (especialmente ciudadanas) que padecen de dolor en la zona del trapecio superior, relacionado con trabajo delante del ordenador. Se acepta que el músculo está sobrecargado. Se le exige demasiado. Lo que no está tan clara es la génesis del dolor. ¿Mala postura? ¿Acumulación de sobrecarga? ¿Estres? ¿Puntos gatillo?…

Se proponen ejercicios, relajaciones, fármacos antinflamatorios (no hay inflamación), agujas…

Se hacen radiografías, resonancias magnéticas…

Se dice: tienes estrés, varias hernias discales, desgaste…

Se dan consejos: demasiado trabajo…no te conviene esa actividad para la columna… natación, yoga…

Hoy en día es difícil evitar la actividad sostenida frente a un ordenador. Dado que es así bueno sería que lo hiciéramos con una buena técnica. Programas automatizados económicos, con la actividad muscular mínima necesaria. 

La buena técnica incluye, además de elementos de ergonomía y sosiego psicológico respecto a la tarea en curso, buen rollito con el cometido, los jefes y compañeros y confianza en el organismo para organizar la actividad con eficacia y seguridad. Nada de miedos irracionales.

Las sobrecargas se combaten aliviando las cargas absurdas, improductivas. Para ello es necesario observar al paciente en su hábitat, en su actividad y hacer correcciones fisiológicas. 

– Ponte en el ordenador…

Es como en clase de música:

– Toca…

Los músculos forman parte de acciones. Una acción o actividad es algo más que una contracción muscular…

Detrás del dolor hay muchos factores a considerar.

Detrás de una mala ejecución musical también…

La labor del profe es fundamental.

La del alumno, por supuesto, también.

2019-07-25 11.12.31

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

6 comentarios sobre “Sobrecarga

  1. >Somos gente de costumbres y por tanto hay que intentar cambiar esa "rutina" por otra que nos haga sentir mejor(con una nueva postura)y ser consciente de lo que hacemos para cambiar lo incorrecto; (que se dice mas facilmente que se hace,pero hay que intentarlo no???)

  2. >Lightbrite: somos efectivamente, carne de hábito y gregarios, Cuesta en ocasiones despegarse de la rutina y del marco políticamente correcto, pero merece la pena intentarlo.Saludos

  3. >Lightbrite: somos efectivamente, carne de hábito y gregarios, Cuesta en ocasiones despegarse de la rutina y del marco políticamente correcto, pero merece la pena intentarlo.Saludos

  4. >Hola a todos:Parece que el tema postural y el stress es una solucion recurrente… Y por su puesto, tengo contractura en el trapecio… Antinflamatorios y reposo, es una opcion… La otra opcion es que aunque hay un componente postural, hay otro que no lo es tanto, o si… En fin, segun me cuentan mi cerebro de forma inconsciente provoca una contractura de musculos del cuello… (vertebras, musculos, nervios…) Es un aprendizaje defensivo equivocado… Algo que se deberia soltar solo no se suelta.. Algo que deberia relajarse con el descanso o con el cese de la actividad (es cierto que a veces aumenta con las posturas forzadas…) no lo hace… Parece que no hay lesion pero si respuesta… Inflamacion (duele al tocar en un lado y en el otro no),opresion, mareo… No hay explicacion fisiologica, pero en ausencia de esfuerzo, eso se contrae… La explicacion es que mi cerebro lo hace a la minima, aunque sea al estornudar, al pensar, al cambiar el tiempo…Crack crak… Solucion propuesta: reeducacion y vigilancia… Esto ha sido una explicacion de un osteopata, creo que esta un poco en consecuencia con tus postulados, Arturo…Me sigue pareciendo mas facil el antiinflamatorio, pero ya me he comido unas cuantas cajas…Un saludo desde Pucela…

Deja un comentario, haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.