Supermoléculas

> Todo es química. Todo contiene química. ¿Todo es sólo química? Eso parece, eso dicen algunos… La complejidad de los procesos vitales parece que pueda ser explicada por obra y gracia de los superpoderes de unas pocas moléculas: SEROTONINA, DOPAMINA, ENDORFINAS, ADRENALINA… Ahora está de moda la OXITOCINA, la «molécula del amor», de las relaciones estables, de la fidelidad, de la monogamia, del sosiego, del abrazo. La OXITOCINA es un nanopéptido (con ese nombre, cualquiera), es decir, un péptido, una molécula formada por la unión de 9 (nona) aminoácidos, moléculas formadas a su vez por la unión de… a su vez …

Seguir leyendo

Habituarse o sufrir

> La supervivencia surge del recelo. Mientras no se demuestre lo contrario todo puede resultar perjudicial. Hay seres vivos que escogen cuidadosamente un entorno garantista, libre de peligros y rebosante de alimento y se adhieren a él. Renuncian a moverse. Otros escogen la estrategia de la movilidad, la exploración, el aprovechamiento de cualquier hábitat. Homo sapiens (ma non troppo) es uno de ellos. Para vivir sin mucho cambio se necesitan pocas neuronas: las justas para escoger el lugar. Los vegetales no tienen neuronas. Los herbívoros sedentarios tienen pocas. Se conforman con comer hierba. Se defienden de los predadores con su volumen, …

Seguir leyendo

Nocisensor

> Las neuronas que sensan los estados y sucesos corporales lo hacen a través de sensores, proteínas de membrana que cambian su arquitectura espacial ante determinados estímulos. Hay termosensores, mecanosensores, quimiosensores, biosensores… Todos estos estímulos pueden ser inofensivos o destructivos, letales. Hay sensores específicamente dedicados a detectar nocividad: nocisensores. Un nocisensor es una proteína con una estructura que reacciona (cambia de forma) sólo ante la estimulación con algo nocivo (temperatura extrema, estímulo mecánico intenso, falta de oxígeno, ácidos…) Las neuronas con nocisensores son llamadas nociceptores (detectoras de nocividad). El dolor no es un estímulo. No hay sensores de dolor. No …

Seguir leyendo

Pinchazos

> Una de las muchas formas de dañarse es con objetos punzantes. Los recursos defensivos de la red neuronal se han seleccionado para afrontar situaciones concretas de peligro. En la naturaleza hay objetos punzantes: espinas, astillas, pinchos. Pueden contactar con nuestra superficie y crear problemas. Las neuronas detectoras de nocividad (nociceptores) están capacitadas para localizar con toda precisión la agresión por un objeto punzante y liberar una respuesta motora de pinza que, incluso con ojos cerrados, elimina el agresor puntiagudo. En interior no hay nada equivalente a los pinchos ni tiene sentido una acción defensiva de pinza. Los sucesos agresivos …

Seguir leyendo

Edición en formato electrónico de mi libro "Jaqueca, análisis neurobiológico de un dolor irracional" (2004)

> Gracias a los buenos oficios informáticos de mi mujer y mi hija Inés está a la venta (6,58 dólares) la versión electrónica de mi primer libro: «Jaqueca, análisis neurobiológico de un dolor irracional». Lo escribí en 2004 y lo publiqué en autoedición. Ya contiene gran parte de mi propuesta actual sobre origen de la migraña, plasmada en el último libro: «Migraña, una pesadilla cerebral». El contenido y estilo del libro es algo más técnico, asequible siempre para cualquier lector interesado. La autoedición contiene muchos problemas de distribución que se resuelven satisfactoriamente con la edición informática permitiendo que el libro …

Seguir leyendo

El huésped cognitivo

> La red neuronal es un soporte físico al que llega información que, tras su procesamiento, es rechazada o aceptada. Al igual que sucede con los gérmenes, para que se desarrolle una infección se debe vencer la resistencia del huésped, del organismo. El germen necesita un terreno permisivo, vulnerable. Las ideas, la pedagogía sobre dolor contacta con el organismo, con sus defensas cognitivas, con los credos vigentes y se inicia un proceso competitivo entre la novedad presentada y las creencias. Las propuestas a veces no superan las primeras barreras y son rechazadas en superficie. Ni siquiera hay procesamiento. Sólo rechazo. …

Seguir leyendo