Perceptores de dolor

>


El dolor no existe sin un destinatario que lo sienta, un perceptor. 

El perceptor del dolor es el individuo, en estado consciente. El cerebro puede apagar y encender la consciencia del individuo. Si no hay consciencia, no hay dolor posible.

– El dolor me despierta por la noche…

La frase no es correcta. Estando dormido no hay dolor posible. Sucede lo propio con la anestesia general. Ningún paciente se despierta en plena intervención, por dolor. El anestesista es quien decide despertar al paciente, permitiendo así que aflore a la consciencia lo que en ese momento el cerebro está proyectando. Por ejemplo, dolor. El cerebro quita y pone anestesia general. Enciende y apaga los circuitos que generan percatación de uno en el espacio-tiempo real.

– YO no pienso que me duele estando dormido.

La idea de que el dolor surge de los tejidos está muy arraigada. Los tejidos están ahí, de día y de noche. Si duelen, por cualquier inconveniencia, nos despiertan… pero no es cierto que el dolor surja de los tejidos. Siempre lo hace desde el cerebro. Antes del cerebro no hay dolor posible. Después del cerebro todo es posible. Puede doler un brazo amputado, un brazo que ya no existe. Es el llamado dolor de “miembro fantasma”.

– Piensa que no duele y así dolerá menos…

El perceptor del dolor no puede imponer su voluntad. Por mucho que uno quiera imaginar que duele no hace que duela. La imaginación tampoco puede disolver a demanda el dolor percibido. Uno no puede abrir los ojos enfrente de una persona e imaginar que esa persona no existe. Tampoco puede imaginarla y verla, como si estuviera allí.

– El receptor de dolor…

No existen receptores de dolor por mucho que los textos en los que se instruyen los estudiantes de Medicina los sigan citando y describiendo. Existen los perceptores, es decir individuos. El dolor es un asunto privado, exclusivo, del individuo en estado consciente, perceptivo. No existen receptores de Chanel Nº 5 ni de chorizo frito. Sólo perceptores, individuos que perciben desde sus propios cerebros en sus exclusivas pantallas conscientes esos aromas.

¿Qué es un perceptor de dolor?

No tenemos ni idea. La consciencia es un ámbito misterioso, de momento inalcanzable.

La consciencia es un estado atencional del cerebro. Allí se proyecta lo que en ese momento, lugar y circunstancia el cerebro selecciona para proponer al individuo una acción determinada.

Duele luego el cerebro proyecta en la consciencia una propuesta de conducta defensiva.

Hace hambre luego el cerebro propone echar un bocado.

Pica luego el cerebro propone rascado.
Deja de doler luego el cerebro ha dejado de valorar amenaza.

Los calmantes no protegen los tejidos. Más bien hacen lo contrario: los vuelven vulnerables. Si el dolor se calma con cualquier terapia no es porque se haya recuperado la normalidad allá donde duele sino porque la acción terapéutica ha hecho que el cerebro modifique su evaluación.

La proyección cerebral de dolor tiene sus momentos, lugares y circunstancias, representados en los sistemas de memoria. Un fin de semana es un momento como otro cualquiera. No contiene ningún ingrediente de perjuicio sobre la cabeza, por mucha tensión laboral acumulada de lunes a sábado. Si el fin de semana está codificado como “peligro”, “alerta”, el sábado por la mañana el perceptor de dolor recibirá el recado.

Los investigadores se afanan en descubrir nuevos fármacos que bloqueen los supuestos receptores de dolor. Extraña tarea la de bloquear algo que no existe.

Habría que ver el modo de neutralizar el perceptor desviando su atención hacia una tarea concreta. A veces es efectivo. Lo ideal sería actuar sobre el proyector de dolor, sobre el cerebro, desactivando la trama de las expectativas y creencias que alimentan esa propuesta cerebral de proteger algo de un peligro fantasma, inexistente.

Tenemos mil modos posibles de engañar al cerebro pero sólo hay uno de hacerle ver lo que realmente está sucediendo: explicarle que, en ausencia de daño, donde duele no sucede NADA.
   
Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina, Neurociencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Perceptores de dolor

  1. Maria dijo:

    >Poco a poco voy entendiendo sus conceptos y parece que mi cerebro va aprendiendo. No sabe lo que le agradezco el haberme enseñado que el conocimiento puede ser mi mejor aliado contra mis cefaleas "crónicas". Saludos !

  2. DaniV dijo:

    >Recientemente he leido como los cientificos andan buscando las bases fisiologicas de la fatiga, valoran distintas hipotesis como la deplecion del ATP o la presencia de determinadas moleculas presentes el espacio extracelular. Supongo que el cansancio, la fatiga, son percepciones y de la misma manera que ocurre con el dolor no existen receptores para detectar un "cansancio periferico". De esta forma, la génesis del síndrome de fatiga crónica sería similar al del dolor crónico, no es así?

  3. Lightbrite dijo:

    >Siento mucho ser la nota discordante del folio pero es que no acabo de ver claro el hecho de que cuando tu despiertes por la noche para cambiar de postura por causa del dolor,no sea posible porque no existe conciencia(si no lo he entendido mal); y por otro lado siempre se ha dicho que una vez que uno se duerme profundo entra en un grado de inconsciencia en el que paradogicamente nuestra mente trata de hacer conscientes sensaciones,emociones o sentimientos para que reflexionemos sobre ello y por tanto,actuemos en consecuencia… vamos en fin que no me aclaro. Txitos

  4. >Maria: el buen conocimiento genera buena química cerebral, química inteligente, racional, portadora de órdenes cerebrales motoras, perceptivas y emocionale adaptadas a la sensatez, a lo que está pasando y no al servicio de un catastrofismo estéril alimentado por la mala pedagogía.Gracias por el comentario.

  5. >Daniv: como sucede con el dolor y el daño, que son considerados como equivalentes a la fatiga se le equipara con la insuficiencia energética muscular. Hay marcadores musculares de peligro, de límite de resistencia al esfuerzo pero no hace falta que se dé esa situación límite para que el cerebro proyecte la percepción de cansancio. En cada caso habrá que analizar si hay factores periféricos, musculares, y/o centrales, evaluativos. Efectivamente, no hay receptores de cansancio. Lo que se detecta en la periferia son señales intracelulares que salen al exterior y que la red debe procesar para, según contexto, dar lugar a la percepción correspondiente. esas señales no son necesarias ni suficientes.Saludos

  6. Araceli dijo:

    >Doctor, al leer su entrada he recordado que yo era de las de migraña de fin de semana. Tardé en darme cuenta de esa coincidencia. Un día (cuando era migrañosa), caí en que nunca tenía que faltar al trabajo por las migrañas y entonces me di cuenta de que siempre eran en fin de semana. Sin hasta entonces ser consciente de eso, siempre ocurría así, lo que me hace confirmar que no era yo, sino mi cerebro, el que evaluaba erróneamente la situación. Afortunadamente yo llevo ahora las riendas y le explico a mi cerebro lo absurdo de ese dolor.Muchas gracias como siempre doctor. Sigo sin migrañas, ya son catorce meses. Esto no tiene precio ni modo de agradecerlo.

  7. domi dijo:

    >Mucho nos han ayudado a mi marido y ami la teoria de que todo dolor viene del cerebro a pesar de que el dolor lo tiene en mano y pierna izquierda,es curioso, parece que lo tiene mas asumido y como que lo tolera mejor ya que en ambas extremidades hay ausencia de daño,curioso y caprichoso el cerebro,gracias le seguremos leyendo y aprendiendo.saludos.Domi

  8. Anonymous dijo:

    >CUANDO A UNA PERSONA LE DUELE ALGO,MANO,PIÉ, RIÑON,ESTOMAGO ECT..TODO ESTO LO CONTROLA EL CEREBRO Y SUS NEURONAS?O ES QUE DE VERDAD SE LO TIENE QUE HACER MIRAR POR SI HAY ALGO MAS?

  9. >Anonimo: siempre hay que descartar si el dolor es debido a una patología en la zona de su proyección. Por supuesto.Saludos

  10. >Domi: me alegra saber que todo esto haya servido para sobrellevar mejor el drama del dolor neuropático.Saludos

  11. >Hola Araceli. Me complace tener buenas noticias de una veterana del blog. Los esfuerzos en una buena dirección siempre producen trabajo, movimiento…Un abrazo

  12. domi dijo:

    >la verdad que sí es un drama este dolor neuropático que no hay farmaco que lo alivie,que suerte tiene Araceli que hablando con su cerebro controla sus migrañas.El dolor neuropático tambien es muy absurdo pero ahí está dando el cayo un dia si y otro tambien.El cerebro es la mar de complicado y persistente en mandar estas señales de dolor que no cesan,Seguiremos en la lucha con la esperanza de que algun dia se vaya solo,saludos.domi

  13. Anonymous dijo:

    >ME LO IMAGINABA,QUE SI HAY PROYECCION DEL DOLOR HAY QUE TRATAR ESE DOLOR SIN PREGUNTAR AL CEREBRO.GRACIAS DOR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s