>Y sin embargo… no duele

>

En estos días he visto a dos pacientes con parálisis cerebral con secuelas severas. Su cerebro dañado organiza el movimiento con contracturas, sacudidas y un baile continuo de torsiones sin propósito. No hay nada que corresponda a una postura normal. Todo está deformado. Las curvas y rectas de la columna no son las que mandan los cánones. Una resonancia de sus huesos, imposible de realizar por la presencia continua de movimiento, mostraría todo tipo de “desgastes”, degeneraciones discales, deformidades…

– ¿Duele?

– No

Conozco a dos pacientes con osteogénesis imperfecta. Sus huesos son frágiles y han sufrido múltiples fracturas que han soldado dejando deformidades por todo el esqueleto. Habría mil razones “músculoesqueléticas” para convertir sus cuerpos en un espacio doliente continuo.

Sin embargono duele.

Sólo las incidencias de daño violento (gripe, fracturas…) generan dolor.

Amá, me he roto el antebrazo. Me duele.

La distonía es una alteración que genera contracciones sostenidas sin propósito que interfieren con el movimiento voluntario. Pueden producirse en muchas zonas. Una de ellas es el cuello. La distonía cervical produce una contractura constante en el cuello, con deformidad. 

No tiene sentido indicar a estos pacientes consejos de higiene postural. No podrían cumplirlos. El esqueleto adopta la postura que marcan las contracciones patológicas y sin sentido de sus músculos.

Y, sin embargo, no duele…

Veo desde el coche con frecuencia cuando vuelvo a casa a una muchacha con parálisis cerebral que camina con el acompañamiento de sus movimientos parásitos anormales apoyando los pasos sobre el borde externo de un pie deforme. Camina siempre con prisa, decidida. Con toda seguridad no siente dolor…

Hay abuelos y abuelas con manos deformadas. Son manos hábiles, sabias, delicadas. Eficaces y tiernas. Por supuesto tienen mucha artrosis…

Y, sin embargo, no duelen…

Paradójicamente hay padecientes con dolor generalizado, intenso, invalidante…

– Sus huesos son normales. No tiene usted nada. No puede dolerle todo tanto siempre…

Y, sin embargo, duele. El dolor es real. La invalidez es real.

El cerebro gestiona el dolor según la historia de cada cuerpo y la forma en que está interpretada. El cuerpo real y el virtual no tienen por qué coincidir. El dolor no es un indicador fiable de la integridad de los tejidos. Puede estar ausente en presencia de todo tipo de enfermedades y presente estando razonablemente sano.

– Me duele. YO algo tengo que tener…

– Seguro. El dolor no surge por generación espontánea. Es una decisión cerebral. Si duele es que el cerebro considera necesaria la proyección al individuo de una valoración de amenaza. No siempre la valoración es correcta. Si duele y no encontramos nada es que su cerebro está equivocado en su valoración.

…………….

– Al final han dado con lo que tenía: fibromialgia. Es una enfermedad de origen desconocido. No tiene curación. Por fin sé lo que tengo… No deja de ser un alivio. Espero que acaben encontrando un tratamiento…  
  

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a >Y sin embargo… no duele

  1. SM dijo:

    >Hola Doctor.Aunque no escribo mucho en su blog, lo sigo habitualmente y creo que me es de mucha utilidad para seguir afianzando sus enseñanzas.Hace ya como ocho meses que lo descubrí y tengo que decir que me ha cambiado la vida.A pesar de tomar medicación preventiva,con bastantes efectos secundarios,tenía "casi" todos los dias dolor de cabeza y dos o tres migrañas al mes,y esos dias a pesar de tomar ´más medicación lo pasaba fatal.A partir de entonces ( ocho meses) dejé toda la medicación.Los dolores de cabeza fueron desapareciendo y es verdad que he tenído algún episodio de migraña,pero mas suave, y lo he pasado sin medicarme.Hoy,me he despertado con un dolorcillo en el ojo, en otro tiempo ya me habría entrado el pánico por lo que me esperaba y rapidamente me hubiera tomado mi pastilla.Ahora sigo con mi vida y tengo confianza en que mi cerebro se dé cuenta que no le voy a dar lo que pide porque sé que dentro de mi cabeza no pasa nada y eso me da tranquilidad y espero pasar esa tranquilidad a mi cerebro.Leo con gran interés todas sus entradas y los comentarios de sus seguidores, y de todo ello aprendo un montón.Gracias de nuevo por todo.Un beso.

  2. >SM: estoy seguro de que tu comentario contribuye a proyectar confianza en la importancia del conocimiento en el control del dolor. Es un activo valioso de este blog, la contribución de los lectores. Gracias por dar testimonio. Saludos

  3. Araceli dijo:

    >Hace tiempo que no escribo y quiero dejar constancia que sigo sin migrañas. He pasado las navidades, que me daban un poco de miedo, sin crisis. En fin, ya llevo poco mas de un año sin crisis fuertes, desde que leí el libro. Sólo se asoma alguna vez un dolorcillo que consigo aplacar. Todo no está conseguido, alguna vez he caído en tomar algún medicamento pero con la ayuda del doctor, su blog y todos los que escribís en él, cada vez estoy mas segura de que algún día olvidaré que una vez fui migrañosa.Sigo leyendo todos los días el blog y construyendo una nueva red neuronal. El otro día cayó en mis manos un artículo sobre la migraña y me di cuenta de la de veces que he oido las mismas afirmaciones erróneas de personas supuestamente expertas.No paro de dar gracias de haber tenido la suerte de toparme con el libro y este blog.Muchísimas gracias al doctor y a las personas que colaboráis con vuestros comentarios.

  4. >Araceli: me ha dado mucha alegría recibir buenas noticias tuyas. Tu testimonio es importante pues va referido a un período largo, de un año. Las intervenciones cognitivas cuando son eficaces generalmente se refuerzan con el paso del tiempo. Gracias por estar ahí.Saludos

  5. Nekane dijo:

    >Hace poco que he conocido éste blog y no dejo de sorprenderme, llevo mucho tiempo con dolores de espalda (protusiones…)y me gustaría que ésto funcionara. Estoy dando mis primeros pasos, tengo miedo, pero procuro no pensar en ello. Agradezco mucho a la gente que escribe y comparte sus esperiencias. Me ayudan a entender y a creer. Muchas gracias a todos y a Arturo especialmente por acompañarnos diariamente en ésta ardua tarea.

  6. >Nekane. las protrusiones discales no justifican la activación del dolor por parte del cerebro. Cuando las acciones del individuo no suponen una amenaza para la integridad física inmediata de los tejidos no debería activarse el dolor. Si lo hace ello indica que el cerebro evalúa sensible y erróneamente la amenaza y activa programas defensivos, protectores, cuyo único resultado a largo plazo es el haber sometido a esa zona a un estrés mecánico innecesario. Debes tener miedo a tener miedo. El miedo al movimiento no sólo genera dolor crónico sino que castiga por sobrecarga los tejidos. Concéntrate en ver la lógica de lo que se expone y poco a poco verás que el movimiento es beneficioso.Saludos

  7. Ani dijo:

    >Excelente entrada, Dr. Arturo.Justo ayer conversaba con mi madre sobre su artrosis de la espalda, se quejaba que el ultimo reuma que la habia visto no le habia recetado nada y que no era buen medico.Le explique lo aprendido en el blog: que la artrosis no duele, que lo unico que podia recetarle probablemente eran analgesicos o anti inflamatorios que podian afectar el estomago.Me entendio, pero quiere que el medico, siquiera la mande a fisioterapia.Le dije que si realmente sentia que le hacia bien, que lo haga (efecto placebo, no?)Pero, como ya aprendi en el blog, puede que ese reforzamiento de tratamientos en la zona, le empeore,no?Que cree Ud, Dr?Lo que si hare, es imprimirle esta entrada, con foto y todo , porque es muy didactica.GraciasUn saludo grande, Dr Arturo.

  8. >Ani: probablemente tu madre necesite una acción terapéutica pues está criada en esa cultura y es muy difícil modificar las creencias a esa edad. Un buen fisioterapeuta puede ayudarle sobre todo si centra su trabajo en conseguir eliminar el miedo al movimiento. Si el fisioterapeuta se dedica a recordar que tiene los huesos mal,los años… etc potenciará el dolor a medio y largo plazo aun cuando encuentre alivio tras el trabajo manual (con la consiguiente dependencia). El efecto placebo-nocebo está presente en cualquier encuentro con el profesional.Saludos

  9. Araceli dijo:

    >Nekane, yo tengo protusiones en la espalda y quistes. Lo se por una resonancia a raiz de un lumbago que me dejó totalmente inmovil durante varias semanas. Mi temor era tener una hernia pero no fue así. Despues de un tiempo de reposo nunca más he tenido ningún dolor. Las protusiones no duelen, lo dice el doctor y me lo dice la experiencia. Espero y deseo que te desaparezcan los dolores.

  10. >Araceli: cualquier estado de los tejidos puede activar la percepción de dolor. Desconocemos el proceso en cada caso. Sucede en el ámbito de lo inconsciente. Si aparece el dolor sobre una zona de la columna ello quiere decir que el cerebro ha valorado amenaza. La labor del profesional es la de evaluar esa evaluación. Si lo que se encuentran son protrusiones discales está claro que ello no implica una amenaza por lo que habría que proceder a disolver esa interpretación: generar confianza en el movimiento en vez de fomentar el miedo en base a la existencia de unas (irrelevantes) protrusiones en los discos.Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s