>Dolor neuronal

>


– Dolor neuronal… ¿qué es eso?

– Un dolor que surge de las neuronas, de su actividad. Todos los dolores son neuronales…

– A mí lo que me duelen son los huesos y los músculos…

– Sólo las neuronas duelen, generan dolor…

Los neurocirujanos saben que el cerebro no duele. Puedes atravesarlo con un catéter, pincharlo, pellizcarlo, comprimirlo, estirarlo…   sin que el paciente (despierto) sienta dolor. De este hecho conocido surgió la afirmación de que el cerebro no tiene nada que ver con la aparición del dolor. 

Es una conclusión peregrina. El departamento de multas por infracciones de tráfico no tiene nada que ver con ellas porque no es el que las paga. Las multas, al parecer, se generan en el propio conductor. El departamento se limita a darse por enterado de las multas que el propio conductor se ha impuesto.

En pleno auge de información sobre cerebro es sorprendente que no se haya avanzado nada en la divulgación de los conceptos básicos sobre origen neuronal del dolor.

Efecto placebo-nocebo, empatía, percepción, atención, sistema de recompensa, nocicepción, memoria, imaginación, predicción, error evaluativo, detección de error, toma de decisión, cultura, socialización, imitación, neuronas espejo, copia eferente…

– No me suena…

– Son cuestiones básicas que todo el mundo (profesionales y padecientes) debieran conocer o, al menos, haber oído hablar de ellas.

Los sucesos se producen en huesos, músculos, articulaciones, cráneos, meninges… pero el dolor es generado siempre en neuronas. No hay, necesariamente, correlación entre sucesos y dolor.

– Me duele…

– No tiene nada. Sus neuronas están equivocadas… Es un dolor neuronal.

– ¿Psicológico?

– No, neuronal.

…………….

– Me he hecho un esguince. Tengo dolor en el tobillo…

– Es un dolor neuronal. El cerebro proyecta la percepción de dolor sobre el espacio donde usted tiene el tobillo, debido a que le ha llegado información sobre destrucción de células, precisamente allí… 

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a >Dolor neuronal

  1. Anonymous dijo:

    >Buenos días Arturo!!Me surge una pregunta relacionada con el dolor vinculado a un proceso artrósico: ¿Es posible que existan componentes agudos relacionados con el sobreuso de una articulación que sufre desgaste o sería siempre un dolor generado por anticipación en alerta a la posibilidad de daño en una región considerara en riesgo? Muchas gracias, sigo tus entradas fielmente y no dejan de aportarme conocimiento de gran valor.Un abrazo!

  2. >Anonimo: siempre hay que considerar todos los posibles factores. No se trata de decidir si es A o B sino A y/o B.Siempre hay un tejido que envía señales nociceptivas, incluso espontáneamente y unas áreas evaluativas. Si hay un factor de estrés tisular debe detectarse y corregirse y si el componente evaluativo es catastrofista e inadecuado porque activa programas defensivos siempre costosos y perjudiciales (en ausencia de daño relevante) también debe corregirse.Debemos actuar pensando en la funcionalidad e integridad de la articulación y no sólo en si aliviamos el dolor a cualquier precio.Saludos

  3. Anonymous dijo:

    >Cada vez que leo algo donde expone que todo se reduce a cerebro y/o neuronas me vienen recuerdos de mi padre diciéndose a si mismo y a todos a su alrededor la siguiente frase “todo esta en la mente” cuando de dolor físico se trataba y aunque no le he comentado sobre sus concimientos debido a varias limitaciones estoy casi seguro que ha manejado el concepto de mente debido a que no ha conocido a profundidad el de neuronas, mi padre tuvo la oportunidad de cursar estudios solo a nivel primario.

  4. Gotzone dijo:

    >Hola Arturo:Soy una padeciente, alumna y fan tuya. Por fin he decidido escribir un comentario en el blog. Cuando leo las entradas que escribes, algunas las entiendo más que otras, con más/menos esfuerzo, entonces lo veo claro, lo entiendo y lo meto en el saco de la información buena. El tema es que el saco de la información mala parece que no lo termino de tirar, sobre todo lo noto cuando mis síntomas vuelven a aparecer con renovados bríos, como estos últimos días: mareos, inestabilidad al andar, presión en los oídos, más fuertes los mareos, serán vértigos?, que me caigo!, cuidado.., presión en la nuca, pitidos, ruidos del silencio…., entonces para luchar contra mi desesperación leo otra vez todas las entradas relacionadas con el mareo, vértigo, sentido del movimiento, comentarios de algunos padecientes con los que me identifico en su vía crucis (que no voy a detallar porque ha sido largo en el tiempo, contradictorio, desesperanzador y sobre todo, no efectivo).Leo todo ello y me pongo a decirle a mi cerebro que deje de interpretar erróneamente, que soy yo la que se mueve por el mundo,que ponga los filtros, no los amplificadores, que desactive las alertas que no son necesarias,…y a veces lo consigo, y otras no …y entra el desánimo, cansancio y desesperación.Ya he aprendido algo, pues las migrañas, episodios anteriores, las tengo controladas, aunque alguna remota caiga de nuevo.De todas formas, me siento acompañada y con ganas de seguir aprendiendo. Arturo, eskerrik asko!

  5. Anonymous dijo:

    >Excelente articulo, Doctor.Acabo de leer en un foro de fm y sfc, un comentario de una padeciente y quisiera que me saque de 2 dudas:El sfc es hereditario? Pueden haber 5 miembros de una familia con esta dolencia, por ser hereditaria? o en base a lo que he leido en una de sus entradas, es puro aprendizaje?Y la otra pregunta: puede una madre gestante transmitirle al feto, sensibilidad quimica? o tambien es aprendido?En base a lo aprendido con Ud, creo que se las respuestas, pero deseo que, por favor, Ud me las conteste.Gracias.SaludosAni

  6. >Anonimo: no digo que sólo o todo sea cerebro sino que siempre anda el cerebro metido en todo, para bien o para mal. En lo que percibimos influye, en proporción variable, la realidad y lo que el cerebro interpreta. A veces lo que el cerebro nos proyecta es lo que imagina como posibilidad, aunque, realmente, no esté sucediendo nada.Saludos

  7. >Hola Gotzone. Me alegra recibir comentarios de una padeciente desgraciadamente experta en sufrimientos y desesperanzas. El conocimiento sobre trabajo cerebral en lo que percibimos, sus errores interpretativos influido por la angustia que hace que tienda a escoger preferentemente la opción más relevante negativa (el mundo se mueve, agárrate, que te vas a caer…) nunca cae en saco roto. Nos permite sosegar algo el cotarro, distanciarnos del síntoma, quitarle hierro.La constancia, cuando el trabajo va en buena dirección, acaba encontrando su premio.Saludos

  8. >Ani: creo firmemente que siempre hay una genética en cuanto nos sucede pero no debemos valorarla independientemente de su interacción con el entorno. La genética humana nos condena a que nuestros circuitos neuronales estén muy influídos por la cultura, el aprendizaje. Creo que es un grave error desconsiderar la importancia de la información y propagarla sin las debidas cautelas. La herencia se apoya en genes y en imitación-instrucción.Si hay varios casos en una familia probablemente influyen los dos factores: una genética que nos hace vulnerables, no a una enfermedad, sino a una cultura determinada (cultura de alerta a la enfermedad)Entiendo que la madre pueda transferir tóxicos a sus criaturas o un organismo sensible a sustancias artificiales pero eso no determina la aparición del síndrome. En mi opinión la sensibilidad química produce los síntomas por el modo como el cerebro evalúa las consecuencias tras detectar sensiblemente la presencia de sustancias.Los someliers tienen una exquisita sensibilidad para percibir sutiles diferencias en los vinos pero no desencadenan síntomas pues no está construida una relevancia negativa.Saludos

  9. Anonymous dijo:

    >Disculpe Arturo algunas veces se me hace dificultoso expresar una idea por escrito, cuando hice referencia a lo de mi padre fue porque en el momento que comencé entender todo lo expuesto en su blog referente a dolor, necrosis, neuronas recordé que mi padre hacia referencia a eso mismo pero utilizando la frase que cite anteriormente, por lo que sigue siendo para mi sorprendente que alguien con educación primaria entendiera esa relación de manera autodidacta y que yo tuviese que estar frente a un experto como usted para creérmelo, algo injusto ¿verdad? 🙂

  10. >Anonimo: entiendo perfectamente lo que quería expresar respecto a su padre y su sabiduría sencilla respecto a intuir que "todo está en la mente". De hecho en el libro recojo una anécdota de un abuelo campesino que expresa la misma reflexión y le dedico un capítulo para reconocer con admiración lo que una persona no ilustrada pero sabia puede enseñarnos.Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s