>Condenados a creer

> Conocemos poco. No importa. Creemos. Suplimos las carencias con creencias. Nuestros genes contienen la pulsión biológica a crearlas y creerlas Nuestras percepciones, emociones y acciones están sustentadas en una mezcla de hechos e hipótesis. El cerebro integra datos sensoriales y credos en la batidora córticotalámica, el circuito en el que se funden experiencias pasadas, presentes y futuras, propias y ajenas, reales y soñadas… El cerebro del bebé sapiens (ma non troppo) transforma lo que ve, oye, palpa, huele y degusta en imágenes, representaciones neuronales de una teoría de la realidad, una historia autoverosímil, creída por ser única y exclusiva, aun …

Seguir leyendo>Condenados a creer

>El diario cerebral

> A Homo sapiens (ma non troppo) no le gustan los huecos. Siente horror al vacío. No admite preguntas sin respuesta aunque sí respuestas sin pregunta. El cerebro rellena con cualquier chapuza de explicación aquello que desconoce. Fabula, sueña, especula… Todo menos quedarse atascado en la nada. Asistimos a los sucesos y les buscamos siempre orígenes, causas.  Los sensores de materia-energía recogen datos sutiles de todas sus variaciones para tejer una teoría de lo que está sucediendo ahí fuera como significado, relevancia, afección. Muchos sucesos se quedan huérfanos de explicación. Se producen sin dar señales detectables. El individuo siente y …

Seguir leyendo>El diario cerebral

>La caja negra

> -YO sólo sé que si … duermo poco, como chocolate, sale viento Sur, estoy nervioso… me duele la cabeza. Entre las circunstancias (desencadenantes, estímulos) y el dolor (respuesta) se supone que existe un lugar oculto, oscuro, inaccesible, en el que se cuece la decisión de activar la alarma. Al padeciente le han instruído en el YO sólo sé y el lo que YO necesito. Hay que ir a lo práctico, ser resolutivo y dejarse de elucubraciones. Lo que suceda en el lugar de las decisiones, lo que allí se considere, es irrelevante porque no nos conduce a nada. Si duele hay …

Seguir leyendo>La caja negra

>Miedos y fobias

> El miedo es un estado emocional que expresa una evaluación de peligrosidad. Algo es vivido como amenazante y debemos tratar de evitarlo o afrontarlo con prevención. Hay miedos racionales, justificados. Nos conciencian de que existe un peligro real, teórico, posible. El fuego, los precipicios, las serpientes, los accidentes de tráfico, los ladrones, el paro, la soledad, el rechazo social, los gérmenes, los tóxicos, la enfermedad, el dolor… son estados y agentes reales que contienen la condición negativa que justifica el miedo. Cuando la posibilidad teórica de la amenaza se asocia a una despreciable probabilidad de que se produzca lo …

Seguir leyendo>Miedos y fobias

>¿Qué le dijeron en urgencias?

> – Tiene una contractura cervical. Póngase el collarín durante dos semanas… Sabemos que un elevado porcentaje de ciudadanos que han sufrido una colisión con latigazo cervical desarrollarán más tarde dolor crónico, fibromialgia y/o síndrome de estrés postraumático. Los expertos han tratado de dar con las claves de la conversión de un episodio agudo (traumatismo mecánico) en un problema crónico. El problema afecta más a mujeres, hay coexistencia de factores psicológicos, miedo al dolor, falta de control, catastrofización… y no se ve una correlación con la severidad del impacto mecánico. Los expertos no incluyen en sus pesquisas algo para mí …

Seguir leyendo>¿Qué le dijeron en urgencias?

Los niños también piensan / Children think, too.

> – Cuando era niño YO no pensaba en la cabeza. Sin embargo me dolía… En ausencia de daño necrótico consideramos que el dolor tiene mucho que ver con el aprendizaje. El cerebro aprende a equivocarse, a activar innecesariamente las áreas responsables de la percepción dolorosa. Al salir de la consulta, lógicamente, los padecientes le dan vueltas en la cabeza a lo que han oído y su cerebro les presenta todo tipo de objecciones en su tendencia a defender los criterios que han primado hasta ese momento. Una objección frecuente es la de la infancia. …»Los niños no piensan pero …

Seguir leyendoLos niños también piensan / Children think, too.