>Reparación de tejidos

>

La vida de nuestros ancestros era dura, arriesgada. Previsiblemente los arañazos, mordeduras, contusiones, desgarros, estaban a la orden del día. El organismo debía emplearse a fondo para reparar heridas complicadas. 

Los embriones de los mamíferos reparan las heridas perfectamente, sin cicatriz. El embrión regenera los tejidos sin dejar rastro del suceso. Los años van mermando la capacidad regenerativa y tienden a dejar en la zona herida la huella de la cicatriz, un tejido fibroso poco estético que restringe la movilidad articular y altera la función del órgano afectado.

El organismo adulto repara de forma chapucera las heridas, con mucha inflamación y mala reposición celular.

La reparación de una herida pasa por tres fases: inflamación, proliferación y maduración

Donde se produce la agresión hay muchas bajas celulares. Un número ingente de células han muerto de forma violenta, necrótica. Una célula necrótica es un peligro para el organismo pues libera todo tipo de tóxicos. La inflamación es la respuesta defensiva necesaria que elimina cadáveres necróticos y gérmenes que previsiblemente se han incorporado a darse el gran festín.

La inflamación es cosa de un par de días. Una vez eliminado el peligro debe regenerarse, en lo posible, el tejido perdido. Una compleja cascada de factores de crecimiento dinamiza la reposición celular y la formación de tejido de cicatrización, fibroso. Hay factores pro y anti. Fuerzas que promueven y otras que contienen. La fase de proliferación lleva unas semanas para dar paso a la última de maduración en la que, de forma lenta (meses) y definitiva se modela la zona dentro de sus posibilidades.

Uno desearía que sus heridas cicatrizaran como las del embrión pero no es posible. La reparación de los tejidos del adulto contiene el riesgo de generar una cicatriz con defectos estéticos y funcionales.

Hay una tendencia simplista a reducir el problema de la reparación a la inflamación. Si la lesión se inflama en exceso aquello producirá cicatriz. De ahí el empeño en frenar la respuesta inflamatoria con todo tipo de medios (compresiones, hielo, antinflamatorios…).

Realmente la reparación correcta no depende tanto de la inflamación (protección frente a la necrosis) como de la siguiente fase: proliferación, respuesta de la matriz extracelular, del tejido fibroso… Poco sabemos acerca de lo que podemos hacer para conducir esta fase por los cauces debidos. Quizás un mejor conocimiento de la compleja interacción de los factores de crecimiento pudiera permitirnos en el futuro evitar los problemas de la cicatrización excesiva o chapucera. 

Las cicatrices internas y externas pueden crear serios problemas con su tendencia a contraerse y estrangular todo lo que pillen en su interior. Asas intestinales, córnea, pulmones, piel, nervios que intentan reconectarse… 

Cuando algo duele y ha habido lesión violenta previa existe la posibilidad de que el dolor surja de los efectos de una cicatrización que estrangula tejido normal. Cólicos intestinales por bridas fibrosas que obstruyen asas…

La cicatrización excesiva e inoportuna no es la regla sino más bien la excepción. 

Los procesos degenerativos no son equiparables a los procesos de reparación de tejidos necrosados. No hay inflamación, proliferación ni maduración. No hay riesgo de estrangulamiento de tejidos.

Se tiende al abuso. Cuando algo duele se dice que está inflamado y pinza nervios. Probablemente no es así y haya que buscar otros motivos al encendido de la percepción de dolor.   

Se dice que las heridas de hogaño ya no son las de antaño, que el organismo sigue curando con el furor de los viejos tiempos, un furor que ya no tiene sentido con el tipo de heridas producidas en nuestra civilización y que, por ello, es prudente y razonable templar el furor reparativo con hielos y antinflamatorios.

Mientras no se demuestre lo contrario, se sostiene, hay desmesura y chapucería en las reparaciones. Se justifica, por tanto, la antinflamación y la antiproliferación, el patrón del embrión…

Puede que el futuro nos depare alguna maravilla de reparación guiada pero, hoy por hoy, no parece que nuestros gestos de hielos, vendajes compresivos y antinflamatorios consigan gran cosa. 

– Desde que me dí el golpe me ha quedado un dolor terrible en la zona. Tendré algún tendón o nervio cogido.

En la zona de los tendones y nervios cogidos la mayoría de las veces no se muestra ningún rastro de la herida. El organismo ha reparado brillantemente la herida. No se le hace justicia…

– Esto está perfecto. Es una maravilla de reparación…

– Pues a mi me duele… ahí, donde me dí el golpe

– Ahí le duele…

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a >Reparación de tejidos

  1. Eva dijo:

    Buenos días .
    “Cuando algo duele y ha habido lesión violenta previa existe la posibilidad de que el dolor surja de los efectos de una cicatrización que estrangula tejido normal” . Creo que si entendería bien esta frase daría un paso muy grande en la comprensión de la teoría.
    Sé lo de la “dopamina” y el “error de predicción”,” la copia eferente “lo de “fin de obra”…. en definitiva, asumir que no hay daño, porque no lo hay. Estoy hablando,en este caso,que ya sé que sirve para cualquier caso, de una rotura parcial de isquiotibial. Hace dos años. Ando bien , pero si corro hacia arriba se me cansa mucho esa zona(entiendo que debo fortalecerla) y hay movimientos que me producen dolor casi tan intenso como si se me subiera el gemelo en ese sitio. Mi pregunta es ¿ Puede doler porque la cicatriz estrangula tejido normal……? o no debería de doler porque no hay daño? Aquí me pierdo un poco , porque yo me quedaría con la segunda . Pero al leerle esta frase ….me digo que igual lo normal es que duela .y si es así agradecería que me diera algunas instrucciones para arreglar la situación y si no tiene que doler pues ya está arreglado.
    Y de paso preguntarle(para saber y entender todo mejor,sobre todo cuando intento ayudar a algún familiar o amigo y me hacen estas preguntas) en el caso de “se me ha subido el gemelo” ¿hay daño? Porque todos vemos como duele, en el futbol, natación, etc…Subirse el gemelo , ¿es daño?……?????
    En el caso de “!hay! que dolor aquí en el cuello, o en la muñeca, o en el brazo….despues de hacer un movimiento…y ,que nos parece una contractura ¿hay daño? es decir, una contractura es daño?…..?????
    Gracias por su respuesta. Y decirle que me entusiasman sus argumentos. Los veo tan lógicos..!

  2. Eva dijo:

    Y otra pregunta. Un sobreesfuerzo, no hay inflamación, es decir, no hay daño, ¿cómo se manifiesta el cuerpo si no tiene que doler para avisarte de que hay sobresfuerzo?
    Un saludo cordial.

  3. Eva: planteas muchas y complejas cuestiones.
    Respecto a si la cicatriz de una zona reparada puede atrapar-estrangular una zona sana y hacer que aparezca en la conciencia el sentimiento doloroso, pienso ahora que la afirmación que citas es excesiva y habría que matizarla. El concepto de atrapamiento (pinzamiento) es muy querido en el mundo del dolor crónico pero dudo que, realmente, haya un tejido que estrangule tejido vecino. Si ese tejido vecino es un conducto puede generar problemas (cólicos) por obstruir o si se trata de un nervio generar un daño que se exprese como dolor neuropático. En general pienso que se abusa de la sugerencia del atrapamiento-pinzamiento y yo, en tu lugar, me libraría de esa hipótesis.
    Respecto al calambre muscular no se trata de un engatillamiento del músculo sino de un estado de sobreactivación de las euronas que van a ese músculo y lo hacen contraerse. Cuando “estiramos” ese músculo contraido lo que hacemos es disminuir la activación neuronal que le “ordena” contraerse.

  4. Eva: hay una zona de seguridad. Cuando hay información de que el cuerpo está expuesto, realmente, a un agente-estado potencialmente letal (energía térmica, mecánica, química, peligrosas) sensores específicos detectan el peligro y en la conciencia aparecerá dolor o no, en función del contexto y de la evaluación que cada cual haga de cada escenario.
    Ese dolor desaparece rápidamente si cesa la exposición al agente-estado amenazante.

  5. Eva dijo:

    Muchísimas gracias por su respuesta.. Hoy sujetando,distraída, una puerta de esas de portal con el pie semidescalzo por llevar sandalias el dolor en el dedo derecho a aflorado ,es decir, en la jerga de la calle “me he hecho daño en el dedo ” ,porque la puerta tenía un vaivén provocado por mí, En ese momento me he preguntado. Si yo no pensaba que me iba a hacer “daño” ya que no sabía que la puerta era más pesada y peligrosa de lo que creía por lo que no temía una situación de peligro ¿cómo es que que me ha dolido, si no hay daño (porque no lo ha habido)? …..Y me planteaba y dudaba con casos de ese tipo . Al final pienso que lo que ha ocurrido es que mi cuerpo está en alerta nociceptiva continua, con un nivel de alerta determinado , un poco con un nivel de alerta “femenino”, de tal forma que mi cuerpo (acostumbrado a mis quejas”) ha notado una cierta presión en el dedo y la ha catalogado como amenazante porque me conoce y sabe que ese nivel de presión significaría dolor para mí. Con lo que se antepone y me activa el programa dolor, que ha durado nada, dos segundos. Ve? Ya no le hago preguntas, intento contestarlas yo. Y espero que la idea sea correcta…Si no ….,ya sabe…. me lo dice.
    Un fortísimo abrazo y hasta la próxima.

    P.D Es que quiero entenderlo complétamente porque si se duda….malo.En la Ciencia no cabe el lugar a las dudas,

  6. Eva dijo:

    Me refería a que en la conciencia me ha aparecido el sentimiento dolororoso proyectado en el dedo gordo del pie, como usted bien dice..
    Buenas noches,

  7. Eva: en Ciencia no deben cejar las preguntas pero como paciente impaciente es bueno matar unas cuantas.

    Saludos

  8. Eva dijo:

    Gracias por su consejo.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s