>Cefalea ¿vascular? Ya vale…

>


Generalmente una crisis de migraña contiene dolor de cabeza e intolerancia sensorial, digestiva, individual y social. Un padeciente en plena crisis no está para nada ni para nadie. Ni siquiera para sí mismo. El individuo y su mundo están requisados por y para el organismo.

El cerebro migrañoso actúa como si la cabeza estuviera amenazada y activa los programas que la defienden. Realmente en la cabeza no sucede nada ni va a suceder pero se monta una buena.

Hay veces que además de todo lo anterior aparecen, generalmente precediéndolos, extraños y preocupantes síntomas: zonas del campo visual en las que se pierde visión con destellos, estructuras geométricas quebradas que se van expandiendo, alteracion del lenguaje, hormigueos que se extienden por mano y boca…

En la época de la obsesión por el origen vascular de la migraña se sostenía la hipótesis de que en la migraña las arterias primero se contraían, comprometiendo el aporte de sangre al cerebro y creando problemas visuales, del lenguaje o sensitivos, para después dilatarse violentamente originando dolor.

Cuando la crisis de migraña se precedía o acompañaba de estos déficits (visuales, lenguaje, sensitivos) se denominaba: “migraña clásica o migraña típica”. Era una buena etiqueta pues nos permitía a los neurólogos tranquilizar a los padecientes. Si sólo había dolor, intolerancia sensorial y/o digestiva hablábamos de “migraña común”.

En ocasiones la crisis de migraña sólo produce las alteraciones visuales, del lenguaje y sensitivas. Antaño no se consideraba esa situación como migrañosa. Ahora sabemos que existe la migraña sin dolor, vómitos ni intolerancia sensorial. Sólo alteraciones visuales, lenguaje o sensitivas…

Los autoproclamados, autocomplacientes e impresionantes avances en el conocimiento de la migraña han permitido cambiar las etiquetas. Ahora a la migraña clásica (típica) se le denomina “migraña con aura” y a la común: “migraña sin aura”. A la migraña sin dolor: “migraña disociada”.

Los padecientes no se hacen una idea clara de lo que es el aura. Todavía les ronronea la información del origen vascular y siguen pensando en arterias estrechadas que no dejan pasar la sangre. Hay muchos, muchísimos médicos, que también lo piensan.

Aplicando nitroglicerina se produce una vasodilatación arterial. En las personas no migrañosas no aparece la crisis. En la mayoría de los migrañosos la nitroglicerina desencadena la crisis migrañosa. La deducción aparentemente lógica es que eso prueba el origen vascular del dolor: si vasodilatas, desencadenas la migraña… si eres migrañoso. Un migrañoso es alguien que tiene las arterias sensibles, inflamables, excitables. Aplicas un estímulo vasodilatador y se desencadena la reacción hipersensible de la constricción primero y la vasodilatación después. Más claro, agua…

Antes se podían formular hipótesis y comprobarlas en experimentos con animales. Ahora podemos poner nitroglicerina a migrañosos y controles y ver qué ocurre con los calibres de las arterias y el flujo sanguíneo. Pues bien, aparece la crisis únicamente en los migrañosos pero no se correlaciona con ningún cambio arterial de calibre ni de flujo. Las arterias de controles y sanos muestran la misma respuesta lógica inicial pero no durante la crisis.

Muchos migrañosos, especialmente cuando el dolor pulsa, piensan que sus arterias están sometidas al estrés del martilleo violento de la sangre sobre una pared arterial sensible. Eso les inquieta y a veces temen que alguna arteria reviente. Las arterias no corren ningún peligro en la crisis pues no sucede nada amenazante. Simplemente los sensores de daño (nociceptores) de la pared arterial están activados y generan señales falsas de amenaza que confunden a un cerebro hipersensible, atemorizado por su predicciones alarmistas.

Por la consulta pasan residentes de otras especialidades para adquirir conocimiento sobre Neurología. En una ocasión comenté con con una de ellas, migrañosa con aura, fiel creyente de lo que le habían enseñado, que la migraña no tenía nada que ver con constricciones ni vasodilataciones arteriales…

Al cabo de unos días confesó su condición migrañosa (con aura) y lo que había sucedido. Se inició, como siempre, la alteración visual. Ella pensó: “ya están mis arterias…” pero ahora disponía de otra información: “no son las arterias…” El déficit visual fue más breve que en otras ocasiones… “Bueno, a las arterias no les pasa nada, según me ha contado el neurólogo… no se vasodilatan…”

El dolor no apareció. La sospecha vascular se había diluido. Desde entonces (y esto hace ya bastantes años) no ha vuelto a tener crisis migrañosas, con aura, sin aura ni disociadas…

¿Por qué se sigue afirmando que los migrañosos tienen las “arterias inflamadas”?

1) No es cierto

2) Promueve el alarmismo neuronal, es decir, la migraña…
Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a >Cefalea ¿vascular? Ya vale…

  1. Sol del Val dijo:

    >La primera vez que tuve una "alucinación visual" en forma de figura geométrica que se iba expandiendo me asusté mucho. Fue hace años, no sabía que estaba pasando pero suponía que nada bueno. Cuando se lo comenté al neurólogo me dijo que aquello era un escotoma y que SIEMPRE tenía que preceder a una migraña. Aquella observación me preocupó todavía más porque mis auras nunca iban seguidas de migraña. Aparecían y desaparecían sin más.Me asusté más todavía. Me doy cuenta que a lo largo de mi peregrinaje migrañoso todo ha ido siendo cada vez más grande: mi preocupación, mi miedo, mis dolores, mis auras, la frecuencia de la migraña, la toma de analgésicos, la intentona de los preventivos….hasta que construí un monstruo de siete cabezas que me acompañaba por la vida y que siempre estaba dispuesto a atacar.Poder entender que a mis arterias no les pasaba nada me tranquilizó enormemente, entender la migraña como el producto o resultado de un error evaluativo cerebral y saber que podía corregirlo supuso poder recuperar el control.Yo fui socia de la AEPAC durante un tiempo en una de esas intentonas mías de conocer más y entender mejor. Me sirvió para nutrirme de más información alarmista, de más testimonios descorazonadores, de más frustración a cada tratamiento preventivo que no funcionaba. me hizo sentir que tenía muchos compañeros de viaje pero todos o casi todos resignados, hartos, frustrados, con un montón de métodos probados sin éxito a sus espaldas.Cuando leí tu libro me pareció terapeútico darme de baja en la asociación. No quería asustarme más.Antes les envié un correo pidiéndoles que incluyesen tu libro en la bibliografía recomendada en su página….silencio. Efectivamente, no hay verdades universales pero sí búsqueda de conocimiento desde la neurociencia.

  2. >Sol del Val: como siempre, aprecio tu valiosísimo testimonio. Mi experiencia con los foros de pacientes es bastante decepcionante en el sentido de que no consigo una mínima aceptación de las propuestas de la neurociencia.Entiendo su postura pero da rabia e impotencia.Saludos

  3. Araceli dijo:

    >Me gustaría dejar constancia de que estoy totalmente conforme con lo que comenta Sol del Val. Sobre todo coincido en en segundo y tercer párrafo. Mi monstruo me convirtió en una inválida muchos días de mi vida. Fue leer el libro y comprenderlo todo. Ya estamos en julio y sigo sin migrañas. Casi todos los días leo las entradas para seguir aprendiendo.Comprendo su impotencia Dr. yo misma la experimento con mis conocidos migrañosos. Como usted dice, ellos sufrirán las consecuencias. Me gustaría poder serles útil pero es difícil cambiar las ideas.Como siempre, muchas gracias.

  4. >Buenas tardes, desde los 6 años soy migrañoso y tengo ya 51 años, el deseo más grande de mi vida no es tener un deportivo, gran chalet… es menos opulento que todo eso, es sencillamnete vivir libre de los dolores de cabeza tan invalidantes,doctor, cómo puedo dejar de ser migrañoso ( no me importa cambiar de chaqueta ).Saludos

  5. >Julio: Sol del Val y Araceli han dado testimonio de su proceso de desmigrañización. Han adquirido información sobre neurobiología del dolor, es decir, han modificado las expectativas y creencias cerebrales sobre amenaza a la integridad de la cabeza y han mejorado. Puedes leer mi libro: "Migraña, una pesadilla cerebral" Ahí explico de forma inteligible cómo es el proceso de desprogramación-reprogramación. Lo que el libro propone es radicalmente distinto a lo que habitualmente se propone. Cualquier duda sobre el tema puedes exponerla en el blog.Saludos

  6. Anonymous dijo:

    >hola soy Ismael y padesco migraña desde los 16 años ahora tengo 47 y sigo sufriendo de este terrible mal, aveces es tan fuerte el dolor que pienso en un remedio drasticopero no me atrevo. he consultado con varios medicos pero solo lo controlan y no lo curan.Mi preocupacion y miedo es cuando aparese de repente y con mucha fuerza al grado de probocarme bomito y mareos. bueno ustedes lo han de saber. reciban saludos.

  7. Carola dijo:

    Hace unos dos meses tuve un aura, sin dolor. Lo pasé fatal porque pensaba que me iba a dar un infarto cerebral, o que me estaba dando, y que allí se acababa todo. No sentía ningún dolor, pero poco a poco dejaba de ver lo que tenía delante en un torbellino de formas y patrones con colores y destellos sin sentido. Sin embargo, al cabo de media hora ya había pasado todo. Ayer, de nuevo empezó. Estaba leyendo despreocupadamente y de repente, el texto parecía no tener sentido, mi mano parecía extraña, no me veía el pulgar. Empezó a aparecer de nuevo una forma curva y creciente que iba cambiando, rellena una especie de objetos cuadrados rellenos de líneas negras, naranjas, blancas o púrpuras que cambiaban y se movían. Cerraba los ojos para no verlo, pero seguía allí. No sentí tanto terror, pero la angustia era inevitable, aquello estaba volviendo a suceder. Ya no recordaba este asunto, ni tenía por qué aparecer, no lo busqué yo, ni me sugestioné para que volviera ni para que apareciera la primera vez, ¿por qué esta segunda?. ¿Qué sentido tiene ver esa curva destelleante, ese agujero negro? ¿De dónde sale, por qué, cómo evitarlo?

    Un saludo.

  8. Carola: has descrito lo que se conoce como “aura migrañosa”. Es un fenómeno de apagado cortical propagado (“depresión cortical propagada”) que se desarrolla habitualmente en la corteza visual con ese patrón perceptivo característico de rayas, borde curvo, En animales de experimentación se puede provocar aplicando estímulos directamente sobre la corteza cerebral (potasio, glutamato, estimulación mecánica, isquemia…). La explicación del proceso es técnicamente compleja. En la migraña se produce sin que haya ninguna condición equivalente a las manipulaciones experimentales y se dice que probablemente los cerebros migrañosos tienen esa condición genética de hiperexcitabilidad que produciría el encendido sincrónico de una determinada área de terminaciones neuronales corticales, generando una perturbación en las condiciones químicas (pH, iones, glutamato) perineuronales que impedirían la generación de señal. Las neuronas no sufren. Es como si algo se queda sin batería y hay que esperar a que se recargue.

    En mi opinión la generación espontánea se produce por el estado de alerta neuronal autoalimentado en círculo vicioso. El individuo no es quien gestiona la conectividad ni es responsable de su aparición. La conectividad cerebral, sus estados de alerta, responden a propiedades genéticas y de aprendizaje que se despliegan de forma básicamente inconsciente. La reacción angustiada al fenómeno es comprensible pero desaconsejable.

    Suelo poner un ejemplo a los padecientes que espero te ilustre: imagina que se genera la expectativa de que sube el precio del aceite. Puede que la noticia se difunda con tal ansiedad y credibilidad que empiece a fallar el aprovisionamiento. Hay que esperar a que se restablezca para disponer de él en la tienda. Sería una pérdida de carga eléctrica por hiperalerta (inconsciente, neuronal).

    Cuando todavía era yo un ortodoxo crédulo tuve varios episodios como los que describes. Cuando conocí el mecanismo creo que tuve algún otro. Lo viví condistanciamiento y ya no tuve más…

    Creo que en alguna entrada he hablado de las auras (depresión cortical propagada)

    Saludos

  9. Carola: se me ha olvidado comentarte que el aura no se produce por falta de aporte de sangre. No tiene nada que ver con los infartos. La zona cerebral en la que se produce el apagón cortical eléctrico recupera la carga eléctrica sin secuelas.

  10. M.luz dijo:

    Tengo migrañas con aura desde los 11 años (ahora 47) nunca he encontrado relación con nada, con estrés, sin estrés, con buen tiempo, con mal tiempo,…, no son hormonales, nada que ver con los alimentos, como lo que quiero, dejé el tabaco hace años, deje los anticonceptivos, etc etc, y fundamental nadie en mi familia las padece. Vivo con ellas.

    He comprado su libro, después de años de probar absolutamente todo, por una razón, mi hijo de 14 años las sufre, y de una forma absolutamente desesperante,… estoy leyéndolo, reconozco que de forma un poco escéptica, a la vez que que me he suscrito a su blog y como puede ver busco respuesta entre sus artículos. Intento abrir mi mente y comprender todo lo que dice.
    Puedo incluso intentar emprender el camino de “desaprender”; pero mi pregunta es ¿como se hace con un adolescente de 14 años que lleva dos años metido en este “circulo vicioso”? ¿como se le explica esto? He intentado hablarle del libro, trasladarle alguna de sus ideas y me gustaría describirle su cara, pero creo que se la puede imaginar… En lo que lleva de año, ha sufrido 16 crisis con aura, dolor, vómitos, hormigueos, pérdida de coordinación, etc.,… ¿algún consejo?

    Saludos

  11. M.Luz: comprendo tu escepticismo y, más aún, el de tu hijo. Por mi experiencia en la consulta es difícil trasladar estos conceptos a los adolescentes, aunque no imposible. Alguno de mis hijos ha padecido violentas crisis de migraña con aura que, incluso, le impidió acudir a los exámenes. Actualmente no las padece. Las propuestas del libro y el blog son absolutamente contrapuestas a las oficiales y eso hace que sea más complicado aceptarlas. Los conceptos provienen de lo que vamos sabiendo desde la Neurociencia y describen los procesos básicos de la generación del dolor, con y sin daño y la importancia del aprendizaje.

    Estamos trabajando en atención primaria con grupos de pacientes de migraña aplicando esta doctrina y los resultados son excelentes. En el blog puedes encontrar entradas referidas a “grupos de migraña” y testimonios de antyiguas pacientes que han solucionado el problema de las crisis y la dependencia farmacológica.

    Te animo a que veas la racionalidad de lo que se propone y concedas una oportunidad al enfoque. Puedes leer también el libro: “Cuentos analgésicos” de Carlos Lopez Cubas, dedicado específicamente al problema del dolor en la infancia y adolescencia. Puedes encontrarlo a través de internet, en editorial Zerapi.

    Estoy a tu disposición para cualquier duda o discrepancia.

    Saludos

  12. M.luz dijo:

    Mi hijo en el curso actual (desde septiembre) ha faltado 25 días a clase, entre otros claro está exámenes incluidos… Cuando no han sido exámenes, han sido explicaciones que le han hecho perder el ritmo. Su desesperación ha sido inversamente proporcional a su rendimiento… y no me puedo quejar, porque después de un año que puedo calificar como horrible vamos viendo la luz (me refiero al curso).

    Me comenta que sus hijos, actualmente ya no las padecen aunque las padecieron. ¿Cual fue la forma?. El mío actualmente está en tratamiento preventivo y además cuando sufre una crisis ya ha tenido que saltar de ibuprofeno a los triptanes…

    Además desde que estoy leyendo su libro si antes me consideraba culpable, por la herencia dejada, ahora parece que he tenido que transmitirle “aprendizajes”… No se que es peor,… Tendré que ir asimilando…

    Un saludo

  13. M.Luz: la propuesta del aprendizaje no responsabiliza a los padres sino a los instructores expertos, en este caso los neurólogos, el colectivo con mayor incidencia de migraña en la población. Los padres nos limitamos a transmitir lo que los expertos nos cuentan. A mis hijos les expliqué los contenidos y lo han aceptado. Apliqué la “medicina” de la Pedagogía en Neurociencia a mí mismo, en este caso por dolor lumbar, y se solucionó el problema. Hice una entrada: “confieso que he sufrido”… para contarlo.

    No hay una técnica ni unas pautas. El cerebro es un órgano que absorbe información, la procesa y la aplica. Si no protegemos esa información pagaremos las consecuencias de lo que el cerebro da por válido. El cambio de creencias cerebrales es habitual a lo largo de la vida. La química está al servicio de lo que el cerebro dispone y no al revés.

    Insisto: lee, piensa de modo crítico, pregunta y date una oportunidad.

    Saludos

  14. Brenda dijo:

    Estoy asustada, el médico me dijo que posiblemente era una migraña vascular la que tenía, empece a padecer de cefalea repentinamente y hace días tuve una crisis demasiado fuerte, el dolor era incontenible, poco de nauseas, mucho dolor en ambos ojos, pulsaciones en la sien, que tan grave puede ser esto, y cual es el tratamiento

  15. Meybi Chacon de Salazar dijo:

    Bienas noches, porfavor me pueden decir el nombre del libro. Sufro de migrañas con auras desde mis 11 años hoy en dia tengo 38, avcs me deprimo y me desanimo porque tengo 2 hijas y me da miedo cuando me dan ls crisis ya csi no como nada, por temor a los ataques migrañosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s