>Escuelas del dolor

> En muchas ocasiones la práctica médica adquiere un formato pedagógico. El doctor se convierte en profe, el paciente en alumno y la consulta en un aula. La terapia cede su protagonismo al aprendizaje. – ¿Qué espera de esta consulta: entender por qué le duele o que le libremos del dolor? – Las dos cosas – Imagine que sólo podemos conseguir uno de los dos objetivos: entender o librarse del dolor. Generalmente los pacientes optan por la terapia, renunciando a la docencia. – Lo siento, pero en este tema es necesaria la docencia. De otro modo no conseguiremos eliminar el …

Seguir leyendo

>¿Por qué le llamamos sensibilización si es simplemente un error?

> – ¿Por qué estornudo sin parar cuando entro en esta casa? – Es tu sistema inmune. El pobre está sensibilizado a unas moléculas que suelta el gato y contactan con la mucosa nasal. Cree que el aire es peligroso. Las moléculas del gato le sensibilizan. – ¿Quieres decir que tengo miedo a los gatos? Pues no. Me encantan. – No. No eres tú. Es tu sistema inmune. El aire contiene gérmenes y siempre se cuelan unos cuantos. Las células vigilantes inmunes tienen miedo a que entre alguno y genere muerte en el interior y ese exceso de celo hace …

Seguir leyendo

>Recuerdos dolorosos

> La memoria es una propiedad fundamental de la vida. Si no recuerdas nada estás perdido. Las neuronas se organizan en circuitos cuya función es construir memoria de cuanto acontece en momentos y lugares, en presencia de todo tipo de señales que alertan sobre la ocurrencia potencial de algo relevante. Un componente fundamental de la memoria es el olvido. No tiene sentido retenerlo todo. Hay que seleccionar, separar el trigo de la paja. Hay varios tipos de memoria, cada uno con una aplicación distinta. La mayoría de ellas opera inconscientemente, de espaldas a la voluntad y percatación del individuo. Los …

Seguir leyendo

>Cervicales

> – Me duelen las cervicales… Tengo un resorte mental que salta inevitablemente al oír esa afirmación. No puedo evitar exigir una rectificación al desconcertado paciente. – ¿Cómo sabe que son sus vértebras las responsables? Limítese a decir que siente dolor por la zona del cuello… – Vale. Me duele aquí. – Eso está mejor. Aun a riesgo de provocar la pérdida de la escasa confianza que queda después de mi puntillosa precisión es probable que siga desconcertando al pobre sufridor de cuello con una pregunta extraña: – ¿Para qué sirve el cuello… o las «cervicales», como usted lo llama? …

Seguir leyendo

>El cerebro es muy complejo. Me convence más…

> Con las explicaciones sobre el papel de la red neuronal en la gestión de los programas de dolor, cansancio y desánimo pasa lo que con las comidas. Si vamos a un restaurante pensando en comida tradicional y el chef nos sirve un plato de apariencia exótica y sabor inusual puede que nos comamos los ingredientes más o menos conocidos y apreciados y dejemos el resto esparcido por el plato… tratando de disimular… Los pacientes esperan explicaciones coherentes con sus expectativas y al encontrarse con ideas «raras», reculan, cierran la boca y no hay forma de que la abran para …

Seguir leyendo