>Sistema de recompensa

>El organismo necesita garantizar las condiciones que permiten la supervivencia y desarrollo de sus individuos celulares. Hace falta comida, seguridad y posibilidades de reproducirse. Cuando falta o sobra algo se generan señales internas de desasosiego que son recogidas por diversos receptores especializados precisamente en eso: detectar estados de necesidad y amenaza. Una estructura cerebral, denominadaSigue leyendo «>Sistema de recompensa»

>No todos los caminos conducen al dolor

> La evolución seleccionó los programas «dolor» e «inflamación» para afrontar situaciones de destrucción violenta de células (necrosis), es decir, situaciones excepcionales en las que un agente o estado mecánico, térmico o químico supera la resistencia de los tejidos. Las células necrosadas son un peligro ya que vierten potentes tóxicos y debe procederse urgentemente aSigue leyendo «>No todos los caminos conducen al dolor»

>El derecho a la presunción de salud

> Sin pretender alcanzar el inalcanzable estado de salud marcado por la OMS (1946) como derecho: «completo estado de bienestar físico, mental y social… y en armonía con el medio ambiente», uno tiene la más humilde pretensión de que le dejen tranquilo con su más o menos aceptable organismo. Desde que nacemos, un ejército deSigue leyendo «>El derecho a la presunción de salud»

>Terapias, técnicas y aprendizaje

> Los padecientes de dolor crónico, acuciados por el sufrimiento y la invalidez, viven en una situación de indefensión: no pueden interpretar lo que sucede en el interior dolorido, no saben cómo evitar el sufrimiento ni consiguen ver un horizonte de solución. Al inicio de su penosa historia confían en que todo volverá a laSigue leyendo «>Terapias, técnicas y aprendizaje»

>Lorimer Moseley

> Lorimer Moseley es un prestigioso fisioterapeuta e investigador australiano sobre dolor. Ayer tuve la enorme satisfacción de verle, oirle y, en definitiva, admirar su asombrosa capacidad pedagógica para encandilar al auditorio y transmitirle su mensaje fundamental: el dolor no indica cómo están los tejidos sino qué opina el cerebro sobre ese estado El hechoSigue leyendo «>Lorimer Moseley»